Deportes

Final de temporada tormentoso para José Mourinho

Actualizado el 25 de abril de 2013 a las 12:00 am

El balance de la temporada es mediocre para el entrenador del Real Madrid.

Deportes

Final de temporada tormentoso para José Mourinho

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                José Mourinho la pasó mal ayer miércoles en la derrota del Real Madrid, 4-1, ante el Borussia Dortmund. / AFP
ampliar
José Mourinho la pasó mal ayer miércoles en la derrota del Real Madrid, 4-1, ante el Borussia Dortmund. / AFP

París (AFP). Después del correctivo del miércoles contra el Borussia de Dortmund (4-1), el final de temporada de José Mourinho en el Real Madrid se anuncia proceloso, con una eliminación más que probable en la Liga de Campeones, una liga española prometida al Barcelona y una final de Copa del Rey que sabe a poco.

El balance de la temporada es mediocre para Mourinho, que con un Inter de Milan en teoría menos potente logró en 2010 el triplete Liga de Campeones-Copa de Italia-Liga italiana. La victoria en el campeonato europeo era la segunda en el palmarés del técnico portugués, que ya se coronó en 2004 con el Oporto, menos lustroso que el Real Madrid actual.

Ante este panorama, es de prever que los rumores de partida al Chelsea sigan circulando.

Esta temporada, el Real Madrid tendrá que contentarse con la final de la Copa del Rey el 17 de mayo contra el Atlético de Madrid.

Mourinho habría preferido la final de Champions en Wembley el 25 de mayo, pero las posibilidades de remontar la semana próxima en el Santiago Bernabéu el 4-1 encajado en Dortmund se antoja más que complicado.

En los próximos días, el entrenador portugués seguirá recibiendo también las críticas de la prensa española y de los hinchas por el trato al portero Íker Casillas.

“San Íker”, como también se le conoce, sufrió el 23 de enero una fractura en la mano izquierda, de la que se recuperó hace más de un mes.

Sin embargo, Mou, cuyas relaciones tormentosas con Casillas no son ningún secreto, mantiene relegado en el banquillo de suplentes a uno de los grandes íconos del equipo blanco.

La obcecación de Mourinho quedó de manifiesto en el partido del miércoles contra el Borussia de Dortmund.

Poco antes de éste, el portero titular Diego López se lesionó levemente. Sin embargo, el entrenador prefirió prescindir de un Casillas recuperado y poner a López, que encajó cuatro goles.

Por otro lado, los tres cambios que realizó Mourinho durante el partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones fueron inoperantes, ya sea la entrada de Benzema por Gonzalo Pipita Higuaín, de Ángel di María por Luka Modric o de Kaká por Xabi Alonso.

PUBLICIDAD

Este último, a diez minutos del final, apareció como una señal de debilidad por parte de Mou, teniendo en cuenta que el entrenador del Borussia, Jurgen Klopp, anunció claramente que una de las prioridades era eclipsar a Xabi Alonso.

Mou tiene ahora una semana para preparar una dificilísima remontada y recomponer una defensa central Pepe-Varane que no está en su mejor forma.

El francés Raphael Varane, que cumple veinte años este jueves, sigue formándose, y demostró sus carencias ante Drogba y Snejder (Galatasaray) en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Después del partido del miércoles, Mourinho intentó infundir calma con un mensaje positivo: “Se puede remontar. En el futbol nada es imposible”.

Y es que en su historia, el Real Madrid cuenta con remontadas aún más sorprendentes. En la Copa de la UEFA de 1986, los merengues ganaron 4-0 en la vuelta a domicilio tras perder 5-1 en la ida contra el Borussia Moenchengladbach.

  • Comparta este artículo
Deportes

Final de temporada tormentoso para José Mourinho

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota