Deportes

FIFA está preocupada por estadio de Sao Paulo

Actualizado el 07 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Escenario será usado en la Copa Confederaciones y el Mundial de Brasil 2014.

Deportes

FIFA está preocupada por estadio de Sao Paulo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                Joseph Blatter es el presidente de la FIFA. / AFP
ampliar
Joseph Blatter es el presidente de la FIFA. / AFP

Sao Paulo (AP). La FIFA volvió a expresar su preocupación por los preparativos de Brasil para la Copa del Mundo de 2014, después que los organizadores locales dijeron el martes que enfrentan problemas para cumplir con la fecha límite para tener listo el estadio que albergará el partido inaugural del torneo en Sao Paulo.

Un día después de que los ingenieros a cargo de la construcción del estadio afirmaron que la instalación no va a estar lista para diciembre, como lo desea la FIFA, los organizadores locales dijeron que están “buscando soluciones” para acelerar las obras y finalizar a tiempo.

La FIFA ha dicho claramente que no tolerará demoras con los 12 estadios de la Copa del Mundo, que tienen que estar listos para diciembre. Solamente dos de los seis estadios de la Copa Confederaciones fueron completados a tiempo, y la cancha de Brasilia, sede del primer encuentro el 15 de junio, todavía no está lista.

“El comité técnico de la FIFA y el comité organizador local reforzarán su estricta supervisión de los seis estadios restantes para la Copa del Mundo, no sólo el de Sao Paulo”, dijo el organismo rector del futbol mundial el martes en un comunicado a la AP.

“La FIFA sin duda está preocupada, ya que es vital que se cumpla con la fecha límite inamovible de diciembre de 2013”.

La principal preocupación son los asientos temporales que van a tener que ser añadidos para aumentar la capacidad del estadio para la apertura. Veinte mil asientos serán añadidos una vez esté lista la estructura principal del estadio, ampliando la capacidad a casi 70.000. El estadio será sede de seis partidos de la Copa del Mundo, incluyendo semifinales.

La compañía constructora a cargo de las obras en el estadio, Odebrecht, le dijo a The Associated Press que concluirá la principal estructura con sus 48.000 asientos para el plazo de diciembre, pero el ingeniero a cargo, Frederico Barbosa, le dijo al portal UOL el lunes que muy probablemente tomará más tiempo para añadir las estructuras temporales, que pudieran estar listas para febrero o marzo.

“Las ciudades sede, el gobierno federal y los dueños de los estadios se comprometieron con esta fecha de entrega, y aceptaron que no se pueden hacer concesiones para el Mundial que puedan poner en riesgo la organización del principal torneo de futbol”, advirtió la FIFA.

PUBLICIDAD

“Es algo que es crucial, no sólo para la FIFA, sino para todo el país anfitrión”.

Funcionarios en Sao Paulo son responsables por la adición de los asientos extra.

“El comité organizador local conoce los retos que la ciudad anfitriona, Sao Paulo, está enfrentando para instalar los asientos temporales en el estadio”, dijo el comité en una declaración.

“Sin embargo, al comité se le informó que la municipalidad está buscando soluciones para acelerar la instalación, para poder entregar el estadio y todas las estructuras temporales para diciembre este año, que es el plazo acordado en 2007 por las seis ciudades sedes de la Copa Confederaciones”.

La FIFA siempre ha querido que los estadios estén listos al menos seis meses antes de torneos como la Copa del Mundo y la Copa Confederaciones. Esta vez tuvo que hacer una excepción en el caso de la Confederaciones a causa de demoras en Brasil.

Solamente los estadios en Fortaleza and Belo Horizonte estaban listos en diciembre pasado y otras dos sedes se perdieron además el plazo extendido del 15 de abril fijado por los organizadores locales. El estadio de Brasilia va a ser entregado apenas el 18 de mayo.

El organismo rector del futbol mundial dijo el martes que ya se habían vendido 588.000 boletos para la Copa Confederaciones, incluyendo casi 58.000 para el partido inaugural entre Brasil y Japón el 15 de junio en Brasilia.

El partido con mayor demanda es el México-Italia en Río de Janeiro, para el que se vendieron más de 63.000 entradas, mientras que casi 61.000 fueron vendidas para la final el 30 de junio en Maracaná. En cambio, apenas unas 10.000 fueron vendidas para el duelo entre Tahití y Nigeria en Belo Horizonte.

La Copa Confederaciones se juega entre los campeones continentales, la nación sede y el campeón de la Copa del Mundo.

  • Comparta este artículo
Deportes

FIFA está preocupada por estadio de Sao Paulo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota