Deportes

Jugaremos contra Argentina el sábado

Costa Rica 4 - Portugal 2: ¡La fuerza de la fe!

Actualizado el 19 de agosto de 2004 a las 12:00 am

Tricolor respaldó, con actitud, la convicción de Rodrigo Kenton

Deportes

Costa Rica 4 - Portugal 2: ¡La fuerza de la fe!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                          Sin duda, Pablo Brenes, a quien presiona el portugués Carlos Martins (10), fue el mejor jugador del partido. Brenes hizo un cuarto gol vital para clasificar e inspiró al conjunto con su juego creativo. ¡Juegazo!  |           AFP  /LA NACIÓN
ampliar
Sin duda, Pablo Brenes, a quien presiona el portugués Carlos Martins (10), fue el mejor jugador del partido. Brenes hizo un cuarto gol vital para clasificar e inspiró al conjunto con su juego creativo. ¡Juegazo! | AFP /LA NACIÓN

Creta. ¡Qué juegazo, muchachos! Qué manera de sobreponerse a dos actuaciones con grises y baches, como fueron los juegos ante Marruecos e Iraq.

Pero, sobre todo, ¡cuánta fe para cambiar, en la sobrevida de 93 minutos electrizantes, el rumbo de una historia que amenazaba con repetirse y, en consecuencia, reiterar los fracasos de nuestro futbol en las anteriores Olimpiadas (Moscú 80 y Los Ángeles 84)!

Los hombres de Rodrigo Kenton se lavaron la cara ante el país y frente a su timonel, dado que con esta victoria y clasificación a la segunda ronda del futbol olímpico revalidaron la promesa del manejador de luchar con fe por una medalla.

Claro que será difícil, casi una quimera, dejar en el camino a Argentina, nuestro rival del próximo sábado, pero si los chicos repiten sobre el césped su lección de gallardía, nos podremos dar por satisfechos, sea cual sea el resultado que se obtenga pasado mañana. De cualquier modo, tienen en sus manos la posibilidad de romper con la costumbre tica en torneos importantes, de clasificar para caer ante el siguiente obstáculo de la segunda fase.

De abajo para arriba

Cuando mejor jugaban los costarricenses, Portugal sorprendió en las redes de Neighel Drummond, con una anotación de Hugo Almeida, al minuto 29.

Finalizó el primer tiempo. Y en el reinicio, Kenton jugó sus cartas, esta vez sí, con un alto sentido del riesgo. ¡Quería todo o nada!

Sacrificó a Pablo Salazar, un defensor, por Álvaro Saborío, un goleador; asimismo, Whayne Wilson dejó su lugar a Erick Scott.

Como lo habían hecho en el primer período, los ticos continuaron manejando las condiciones del juego hasta que José Villalobos Chan, con certero cabezazo, puso los cartones iguales, como era lo ideal que ocurriera, en el primer cuarto de hora del segundo tiempo (50’).

De nuevo Portugal nos hizo doblar la rodilla, solo cuatro minutos después del empate que había logrado Villalobos. Fue Jorge Ribeiro quien horadó la valla tica con gran cobro de tiro libre.

Perdíamos 1 a 2. Un autogol de Fernando Meira nos puso a soñar otra vez. 2 a 2, al 68’.

Entretanto, sin perder la atención en el partido que disputaban, ticos y lusitanos comenzaron a depender del resultado que, al mismo tiempo, se gestaba entre iraquíes y marroquíes.

Álvaro Saborío anotó de cabeza, al 71’. Quedaba poco tiempo. A pesar de que ganábamos 3 a 2, la clasificación nuestra agonizaba en el marcador del otro juego, puesto que Marruecos también vencía por la misma direrencia y estaba clasificando.

Es decir, que el 3 a 2 parcial no era suficiente. ¡Había que apurar!

En el banquillo, la actitud de Kenton era serena; la de su colega, José Pratas, de un notorio desasosiego puesto que, a esas alturas del choque, las posibilidades alternas de clasificar de segundo las barajaban solo dos equipos: Costa Rica o Marruecos. Portugal estaba descartado.

Y entonces sucedió. Un pase fenomenal de José Luis Pupy López, colocó a Pablo Brenes, por mucho, la gran figura del encuentro, de cara al gol...

¡Y no falló! Brenes le filtró el balón al arquero y este lo vio pasar entre su cuerpo y el césped, hasta el fondo de los cordeles.

Desesperados, impotentes, los lusitanos perdieron el control de sus nervios y provocaron su segunda expulsión. Hugo Viana vio, en el minuto 92, la misma cartulina roja que el juez Carlos Torres, de Paraguay, le había mostrado a Joao Paulo, en el minuto 46.

El juez Torres entonó el pitazo largo y los nuestros pudieron celebrar esta gran victoria.

Costa Rica le arrebató la clasificación a Marruecos al romper la igualdad de puntos y la diferencia de goles gracias a que hizo un gol más que Marruecos.

Es decir, los ticos registraron cuatro goles positivos; los marroquíes solo tres.

¡Histórico! Por primera vez, Costa Rica consiguió clasificar a la segunda ronda en el futbol de los Juegos Olímpicos.

La potente Argentina será nuestro rival del próximo sábado, en horas del mediodía (hora tica), en la ciudad de Patras.

Será difícil, pero no imposible.

  • Comparta este artículo
Deportes

Costa Rica 4 - Portugal 2: ¡La fuerza de la fe!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Últimas noticias

Ver más
Regresar a la nota