Instan a Helio Fallas a relanzar uso de CompraRed para Gobierno Central

 1 noviembre, 2014

Una presión de meses, protagonizada por mandos medios del Ministerio de Hacienda, acompañó la decisión del actual Gobierno de frenar la implementación de Mer-Link como sistema unificado de compras públicas y estudiar la restitución de CompraRed.

Mer-Link es la plataforma electrónica de la Secretaría Técnica de Gobierno Digital –adscrita al ICE– que la Administración de Laura Chinchilla seleccionó en setiembre de 2013 para absorber CompraRed, un sistema manejado por Hacienda.

La presión para que se desatienda la directriz de Chinchilla se evidenció en un reporte de la Dirección General de Administración de Bienes y Contratación Administrativa (DGABCA), en julio anterior.

Esa dirección, encabezada por Fabián Quirós, es la responsable de todas las contrataciones públicas y de CompraRed.

En su informe, del cual tiene copia La Nación , se exhortó a Helio Fallas, ministro de Hacienda, a eliminar el decreto de Chinchilla y relanzar CompraRed como el sistema para el Gobierno Central, es decir, para compras de ministerios.

La defensa de CompraRed por parte de funcionarios de Hacienda revivió el debate sobre cuál plataforma es más eficiente y transparente en las compras públicas.

Una de las diferencias entre los dos mercados es que Mer-Link, donado al país por Corea del Sur, tiene un mayor nivel electrónico que CompraRed, el cual fue creado en Costa Rica.

En medio del debate están las adquisiciones de bienes y servicios del Estado, las cuales movieron, en los últimos ocho años, un promedio anual de ¢1 billón en negocios para sus proveedores (6% del producto interno bruto, monto casi igual al déficit fiscal del país en 2013 , sin incluir compras directas).

En el reporte entregado a Fallas, la DGABCA destacó que derogar el uso obligado de Mer-Link es de “especial urgencia” e indica que la reforma está “redactada” por ellos y revisada” .

Ese decreto –del cual también tiene copia este diario– estaba fechado para firmarse el 18 de agosto, por el presidente Luis Gmo. Solís, Fallas y Gisela Kooper, titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

No obstante, no se promulgó. Kooper se negó a firmarlo porque no tenía un respaldo técnico y jurídico que justificara el cambio. En su lugar, pidió crear una comisión para analizar el caso.

Helio Fallas reconoció que analizó las propuestas de la DGABCA y aseguró que la idea de revivir CompraRed se debió a que no hay un “informe reciente” sobre Mer-Link.

Actualmente, Fallas y Quirós trabajan en otro decreto para mantener CompraRed como el sistema de compras del Gobierno Central.

El ministro negó que sus decisiones hayan sido influenciadas por la DGABCA. “No me dejo llevar por presiones” . Le doy un ejemplo: cinco horas en el Congreso (por el presupuesto de la República) ¿Le parece poco? , dijo.

Empero, Édgar Ayales, exministro de Hacienda, dijo que en la institución hay resistencia al cambio.

“El papel de los mandos medios fue siempre el de obstaculizar la fusión de los sistemas. El peso que tuvieron fue mucho especialmente cuando se hizo evidente de que habría un cambio de administración. Yo le advertí a Helio que tratarían de convencerlo de dar marcha atrás”, contó.

Ayales añadió que, en febrero, tras la primera ronda electoral, la actitud de su gente dificultó el paso del Gobierno Central a Mer-Link; el proceso debía concluir en mayo.

El ex ministro fue el único jerarca de Hacienda, que en ocho años aceptó apagar CompraRed en favor de un sistema de compras unificado. Hoy, el aparato estatal utiliza unos 15 sistemas para comprar.

Cuestionamientos. Fallas explicó que fue él mismo quien dudó de la elección de Mer-Link al detectar que debía hacer un pago al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) por $100 .000 y que había otros programados en el año.

El monto es una parte de los $805.000 anuales que Hacienda convino pagar al ICE, en diciembre del 2013, por el servicio de Mer-Link. Eso eliminaría el cobro de 0,65% que sobre el monto de la licitación, pagan los usuarios de Mer-Link.

Valor de operar un mercado electrónico
Valor de operar un mercado electrónico

Precisamente, la DGABCA defiende que su mercado es más transparente porque es gratuito. Esa afirmación la objetó Ayales: “En CompraRed se paga, pero no solo quienes lo usan, sino todos los que pagamos impuestos”.

El informe de Hacienda también afirma que la elección de Mer-Link busca “maximizar la rentabilidad” del ICE. La empresa estatal invirtió $14,2 millones entre el 2010 y el 2011, para adaptar al país el sistema donado por Corea del Sur.

Además, se argumenta que la elección de Mer-Link fue “inconsulta y vertical” desde la Presidencia (de Laura Chinchilla) e ignoró sus advertencias y observaciones.

“Don Édgar (Ayales) fue el jerarca. Respeto las decisiones tomadas. Eso no significa que a veces se hizo lo correcto. A veces cometemos algún error” . El Gobierno lo que está valorando es que hubo cosas dentro del proceso , expresó Fabián Quirós en una entrevista con este medio.

Ahora, el futuro de un sistema de compras único es incierto. Los diputados de la Comisión de Control del Ingreso y Gasto Público preparan un informe sobre el tema. Ellos ya habían manifestado al presidente Solís su apoyo a Mer-Link.

La Contraloría, que ha abogado por un solo sistema de adquisiciones, realiza una auditoría sobre el papel de la DGABCA en el proceso de unificar las compras públicas.

infografia