De 20 promesas que hizo el mandatario el 1.° de mayo de 2015, cumplió 10, no concretó cinco y cinco se ejecutaron parcialmente. Los pendientes de Luis Guillermo Solís están relacionados con obras viales.

Por: Camila Salazar, Mercedes Agüero 26 abril, 2016

Doce meses atrás, en su discurso del 1.° de mayo, el presidente Luis Guillermo Solís enumeró 20 prioridades para el segundo año de su gestión. Una tercera parte de ellas (siete) se encaminaba a iniciar o reparar obras viales, como un mecanismo para la reactivación económica.

Casi un año después, su administración solo pudo cumplir dos de esos siete compromisos relacionados con vías. Rubro donde tiene sus principales deudas.

A esa conclusión llegó este diario luego de verificar el avance de la veintena de metas propuestas por la administración Solís Rivera en mayo de 2015.

Este trabajo analiza, exclusivamente, las promesas hechas en el discurso , no incluye otros proyectos o políticas ejecutadas en el periodo evaluado.

Para la verificación se solicitaron los datos correspondientes a 11 instituciones responsables de ejecutar las iniciativas.

En total, el Gobierno cumplió 10 ofrecimientos, incumplió cinco y otras cinco están a medias.

Entre las 20 promesas citadas por Solís el verbo iniciar fue el más recurrente. Lo utilizó en siete ocasiones, seguido de impulsar, empleado en dos propuestas.

De las metas relacionadas con carreteras, el Gobierno solo logró iniciar la ampliación de los 1,7 kilómetros entre la fábrica Pozuelo y Jardines del Recuerdo, así como la punta norte de la carretera a San Carlos.

Continúan pendientes la constitución del fideicomiso para la vía a San Ramón, el refrendo del contrato e inicio de las expropiaciones en la ruta 32, las obras en las rotondas de la Bandera y de las Garantías Sociales y el tramo norte de Circunvalación.

Algunos planes no se han concretado porque faltan trámites, justificó la viceministra de infraestructura, Giselle Alfaro.

La reparación del puente de la “platina”, problema que heredó la administración Solís y que se arrastra desde el 2008, tampoco tuvo mayores avances.

Durante el 2015 no se le hizo ninguna reparación en espera del refrendo de la Contraloría General de la República para su ampliación a seis carriles. Fue hasta febrero de este año, que se reiniciaron los trabajos de reforzamiento y la ampliación.

“Es un puente de 60 metros, ¡por Dios! y se ha convertido en un desafío del alma nacional. Bueno, vamos a sacar esto”, declaró el mandatario en entrevista con La Nación , el 6 de abril.

El gobernante reconoce que en dos años es difícil ver avances en obras grandes. “Eso se verá más consolidado a finales de mi gobierno”, manifestó.

Mejor nota. La administración Solís fue más efectiva en otras áreas. Por ejemplo, en atender familias en pobreza extrema, girar crédito a emprendedores, dar apoyo al sector agropecuario e impulsar proyectos fiscales en la Asamblea Legislativa.

Otros cuatro de los compromisos adquiridos hace un año, solo tienen avances parciales.

Tal es el caso del programa para promover empleo en población joven y mujeres, el cual se lanzó en el plazo previsto, pero tiene pocos beneficiarios.

Asimismo, en el área de transparencia se creó una plataforma de acceso a datos públicos y solo tres instituciones se han sumado a la iniciativa.

El detalle de cada meta se explica en la infografía adjunta.