Por: Hassel Fallas 10 febrero, 2013
Las estadísticas revelan que por cada divorciado hay dos mujeres en igual condición.

"Es por una cuestión de género enraizada. Los hombres ven complicado lidiar solos con el trabajo doméstico y los hijos. Por eso, si se divorcian o quedan viudos con familia, buscan pronto una mujer que les ayude con la carga", argumenta Irma Sandoval, investigadora del Instituto de Estudios Sociales en Población (Idespo).

Las estadísticas revelan que por cada divorciado hay dos mujeres en igual condición.

Y por cada viudo, cinco viudas. Esto último también se explica por cuanto las mujeres viven una media de 81 años y los varones, 76 años.

En Tibás y Montes de Oca es donde más personas, como proporción de la población total del cantón, han encarado la muerte de su pareja o disolvieron legalmente su matrimonio.

Aunque Montes de Oca y Tibás tienen la mayor cantidad de divorciados, llama la atención que en el distrito Carmen, de San José la cantidad de divorciados es casi la mitad de los casados: 187 habitantes.
Aunque Montes de Oca y Tibás tienen la mayor cantidad de divorciados, llama la atención que en el distrito Carmen, de San José la cantidad de divorciados es casi la mitad de los casados: 187 habitantes.

Sin embargo, es curiosa la situación del distrito Carmen, en el cantón Central de San José.

Allí, la cantidad de divorciados es casi la mitad de los casados: 187 habitantes.

El número de divorciados en Costa Rica llega casi a los 110.000. Quienes más frecuentemente ponen fin al vínculo están en el rango de 46 a 55 años.

Terminar el matrimonio viene en alza desde 1984. En ese año, el porcentaje de los separados era 1%, hoy es del 4% de la población entre 18 y 65 años.

Etiquetado como: