El funcionario bancario defendió las condiciones en que la entidad otorgó el préstamo a Hidrotárcoles para un proyecto con dos años de atraso

Por: Mercedes Agüero 9 diciembre, 2015

El responsable de Banca Corporativa del Banco Nacional aseguró que la entidad no corre riesgo por el crédito de $117,5 millones otorgado a Hidrotárcoles para desarrollar una planta generadora y del cual ya desembolsó $37 millones.

La obra debía estar lista en agosto y a esa fecha solo tenía un 25% de avance, por esa razón el ICE decidió empezar el trámite para resolver el contrato de compra de energía con Hidrotárcoles.

Aquí parte de la entrevista concedida por Ulloa a La Nación, a finales de octubre.

¿Cuánto tienen colocados en proyectos de energía?

Tenemos $650 millones colocados en este momento en energía, incluye públicos y privados.

¿Qué tipo de plantas?

Básicamente hidroeléctrica y eólica.

¿Cuánto es público y cuanto privado?

Es que hay una participación del Instituto Costarricense de Energía (ICE) que tiene el monopolio. Al final, el riesgo subyacente es del ICE porque es el comprador de energía. Excepto las cooperativas que si generan para venderles directamente a sus clientes.

¿Cuál ha sido la experiencia a hoy con este tipo de proyectos?

Perfecta. Siempre se dan problemas de este estilo: que el proyecto no está listo a tiempo, atrasos en la aduana, requisitos que salen sobre la marcha.

Gerardo Ulloa, gerente de banca corporativa del Banco Nacional.
Gerardo Ulloa, gerente de banca corporativa del Banco Nacional.
"Es muy sencillo: usted sale y lo vende. Hay cuatro cooperativas de electrificación rural, dos empresas de electrificación municipal. Hay compradores, no se preocupe".

En el caso de Hidrotárcoles desde que se pide el crédito y luego formaliza pasan muchos meses ¿A qué obedece?

Son proyectos muy complejos y los hidroeléctricos son grandes. No le puedo dar detalles, pero siempre hay un tema con municipalidades, con la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) y con los dueños de los terrenos para las expropiaciones. Por eso, parte de la discusión del desarrollador con el ICE es sobre ese plazo, alrededor de 24 meses, y cuánto de ese plazo se podría considerar como eventos compensables.

Para nosotros es bien delicado porque los dos son clientes nuestros. De esos eventos compensables se está discutiendo.

¿En este caso específico el cliente es Hidrotárcoles?

En este caso sí.

Cuándo ustedes otorgan el crédito no están los permisos municipales y de hecho todavía hay terrenos por adquirir.

Usted conoce el convenio de expropiación con el ICE.

Sí lo conozco. Sé que el ICE les iba ayudar con la expropiación y sé lo que implica una expropiación, aunque la haga el ICE.

Eso es antes de la nueva ley. Con la nueva ley debería más rápido.

¿Cuánto?

Menos de un año.

¿Lo que me llama la atención es que ustedes otorgan el crédito y no estaban esos requisitos?

¿Qué le llama la atención?

Creí que era un tema importante para el Banco, usted me lo acaba de decir.

No, es parte de los eventos compensables. Cuando se hace un proyecto, los permisos municipales para nosotros no son un requisito de aprobación porque el cliente puede presentarlos antes de empezar a construir. En este caso era más complejo porque hay dos municipalidades encontradas (Turrubares y Atenas). Como las dos municipalidades no se habían puesto de acuerdo en cuanto le tocaba a cada una por los permisos, se tardó tanto.

No esabsolutamente indispensable para nosotros que los permisos municipales existan para aprobar. Antes de que la obra empiece sí son necesarios. Incluso, tampoco lo de los terrenos (adquisión) eso puededarse sobre la marcha del proyecto. De hecho así lo hacemos con el ICE siempre, y ahora el ICE, indirectamente, es parte del crédito, porque es el comprador.

Ustedes otorgan el crédito condicionado a la ampliación del plazo de entrega del proyecto­ -porque cuando aprueban el financiamiento la empresa ya se había comido gran parte del plazo para construir- y a que no se les penalizara por los atrasos. Ambas condiciones fueron rechazadas por el ICE, pero ustedes siempre hacen los desembolsos.

¿Qué es lo que a usted le preocupa, cuénteme?

A mí no me preocupa nada. Vengo a preguntar porque quiero saber si es normal que esto ocurra en el Banco.

El contrato tiene una cláusula que permite una ampliación del plazo por una única vez. Nosotros estamos amparados en el contrato entre el desarrollador y el ICE. El desarrollador puede pedir por una única vez la ampliación del plazo de entrega del proyecto. La gestión se hizo hace más de un año. Es un tema que el ICE tiene entre sus decisiones.

Pero si el ICE insiste en qué no. ¿Cuál es el riesgo para el banco si el Instituto no accede?

Yo diría que el riesgo es muy reducido.

¿Por qué?

El riesgo es muy reducido. Es un crédito estándar donde tenemos el sistema de garantías normal: hipotecarias, un esquema de garantía muy usual. Además, el contrato establece quien es el responsable al final de los pagos de las operaciones. A nosotros nos van a pagar.

¿Quién es el responsable de pagar?

Lea el contrato.

¿Quiero que me lo diga?

Es un tema muy sensible, no se lo voy a decir.

¿Mi duda es si el ICE no accede?

El primer responsable es el desarrollador. El segundo responsable, depende como se dé la ejecución, hay tres o cuatro opciones, puede ser el desarrollador o el ICE.

El ICE dice que ellos no tienen ninguna responsabilidad económica porque este es un contrato entre el BN y la empresa Hidrotárcoles.

Nosotros ejecutaríamos las garantías.

El propio proyecto es el respaldo. ¿Qué otras garantías tienen?

No. Tenemos la garantía del proyecto.

¿Pero si el proyecto no se ejecuta?

Es muy sencillo: usted sale y lo vende. Hay cuatro cooperativas de electrificación rural, dos empresas de electrificación municipal. Hay compradores, no se preocupe.

¿Han sondeado esta opción?

Es una opción que sondeamos.

¿Cuánto le prestó el banco a Hidrotárcoles?

Es confidencial.

¿Cuánto han desembolsado?

El 18% del préstamo ($21 millones).

Todos los desembolsos se hicieron mediante el fideicomiso?

No. El fideicomiso es solo de la garantía.