Data

‘La deuda pendiente no sé a cuál banco pagarla’

Actualizado el 20 de enero de 2014 a las 12:00 am

Data

‘La deuda pendiente no sé a cuál banco pagarla’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ureña dijo que sus deudas iniciaron al perder un empleo. | MARCELA BERTOZZI

En nueve ocasiones, Gilbert Ureña, taxista y aspirante a diputado por el Partido de los Transportistas, fue demandado por deudas.

Entre 1992 y 2007, así lo hicieron la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), el almacén El Verdugo, cooperativas, un pensionado y bancos.

En ese lapso, Ureña quedó debiendo montos entre los ¢39.000 y hasta casi los ¢8 millones.

Al candidato número uno por San José de los Transportistas, un juzgado lo condenó a pagar en cinco de esos casos. En otros dos, el demandado llegó a acuerdo extrajudicial, otra prescribió y una de las deudas sigue pendiente.

“Esa no la he cancelado porque no sé en qué banco tengo que pagarla”, comentó Ureña.

El candidato se refería a un monto por ¢1, 6 millones que en 2003 reclamó el desaparecido Banco Uno por uso de tarjeta de crédito.

“Puse la tarjeta al servicio de un partido que apoyé en 1994. La deuda es por ¢188.000; lo demás son intereses. Sigue pendiente porque fui al Banco Uno para buscar un arreglo, pero le pegaron candados. Lo vendieron a otro banco y no encontré con quién arreglar”, añadió.

Ureña mencionó que le dijeron que esa deuda la tiene Credomatic, pero preguntó y le aseguraron que el pendiente no es con ellos.

Candidatos a diputados: Gilbert Ureña Fonseca (René Valenzuela)

“Si me dicen en cuál banco está , yo voy a buscarlos para algún acuerdo”, aseguró el aspirante.

El caso surgió luego de que este medio investigó registros por demandas judiciales de 340 candidatos a puestos en disputa en las elecciones del próximo 2 de febrero.

Mala racha. Ureña afirmó que las faltas de pago iniciaron tras su despido de la Universidad de Costa Rica, en 1992, donde era guarda.

“En 1993 entré a trabajar a la Municipalidad de Montes de Oca. Pasé de ganar ¢138.000 a ¢32.000 por mes. Me hice taxista por las noches, pero cuando iba a esas entidades por un arreglo, me pedían un monto que no tenía”, explicó.

El candidato, de 58 años, dijo que fue a partir de 2010 que mejoraron sus ingresos. A lo que gana como chofer suma la dieta que recibe por representar a los taxistas ante el Consejo de Transporte.

“Hoy, el pensionado que me prestó para arreglar el taxi anda pidiendo votos para el partido. A El Verdugo le pagué el tele aunque la deuda prescribió. Lo de la Caja fue porque un chofer que no pagó el seguro, aunque yo le daba el dinero. ¡Sería incapaz de deberle un cinco a la Caja!”, alegó Ureña, quien dice que, de llegar al Congreso, tendrá entre sus prioridades que el Estado le pague al Seguro Social lo que le adeuda.

  • Comparta este artículo
Data

‘La deuda pendiente no sé a cuál banco pagarla’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota