Luz Art, S. A. labora hace 10 años con el grupo Malpaís, de Obregón y Rodríguez

Por: Ronny Rojas 12 septiembre, 2014

Durante los cuatros años en que los músicos Manuel Obregón e Iván Rodríguez fungieron como ministro y viceministro de Cultura (2010-2014), la empresa Luz Art, S. A., proveedora de iluminación y sonido, multiplicó casi ocho veces sus contratos con esa cartera y sus entes adscritos.

La compañía trabaja desde hace casi una década en los conciertos del grupo Malpaís, al cual pertenecen Obregón y Rodríguez. Incluso fue coproductora del disco de la agrupación ‘En Vivo’, en el año 2006.

Entre el 2010 y el 2014, Luz Art, S. A. ganó 15 contratos con el Ministerio de Cultura, el Teatro Nacional, el Centro Nacional de la Música y el Parque de la Libertad, por un total de ¢456 millones.

Antes de que Obregón y Rodríguez asumieran en Cultura, la firma solo había sido contratada dos veces por el Teatro Melico Salazar, en 2005, y por ¢33 millones.

La información se desprende de un análisis de La Nación sobre expedientes de contratación e informes del Ministerio de Cultura relacionados con esta empresa.

Los contratos de Luz Art, S. A. son parte de una investigación del Ministerio Público, luego de que la actual jerarca de Cultura, Elizabeth Fonseca, denunció anomalías en cinco programas del ente.

El caso está en análisis de pruebas, dijo Tatiana Vargas, vocera del Ministerio Público, días atrás.

Una publicación de este medio, a inicios de julio, también evidenció la concentración de contratos a una sola proveedora por parte de esa cartera entre 2010 y mayo de 2014. En ese lapso, Luz Art, S. A. fue adjudicada por ¢99 millones.

Procesos cortos. Las adjudicaciones a Luz Art fueron por contratación directa o licitación abreviada. Algunos procesos tardaron poco más de un día entre la apertura del cartel para concursar y su adjudicación; otros solo un par de horas.

En un caso, hace dos años, el parque de la Libertad, en Desamparados, contrató directamente a la empresa para el sonido e iluminación de un concierto, acatando instrucciones del viceministro Rodríguez, relató Dora Sequeira, directora del sitio.

En el Ministerio de Cultura, la mayoría de contratos con Luz Art, S. A. fueron gestionados y supervisados desde el despacho de Rodríguez. Su asesor, Alejandro Tossati, daba seguimiento a las contrataciones, según se indica en los expedientes.

¿Cómo explican Obregón y Rodríguez el aumento de contratos para la misma empresa que trabaja con su banda musical? No hubo explicación. Rodríguez no contestó a las llamadas y mensajes dejados. Obregón envió un correo electrónico diciendo: “Existe una investigación sobre esos asuntos . Mis asesores legales me han recomendado no referirme”.

Francis Villalobos, presidente de Luz Art, S. A., también rechazó hablar del tema “por respeto” a la investigación que lleva la Fiscalía , dijo en un correo electrónico.

Variedad de servicios. El mayor contrato que Luz Art, S. A. ganó en Cultura, durante el Gobierno pasado, también fue el último: ¢99 millones por el alquiler de luces y equipo de sonido para el Festival Internacional de las Artes (FIA), en abril.

Entre 2011 y 2012, el Ministerio también le adjudicó compras por ¢150 millones para graderías, tarimas y una estructura de aluminio para el techo del anfiteatro del Centro Nacional de la Cultura (Cenac).

Una de las 15 adjudicaciones a Luz Art se anuló pues fue una ampliación de un contrato existente. Cultura determinó que no era necesario un nuevo procedimiento, sino una adenda, que se firmó por un monto adicional de ¢22 millones.

En mayo de 2011 se inauguró la nueva cúpula del Teatro Nacional. La empresa Luz Art fue la encargada de la iluminación y sonido para el evento.
En mayo de 2011 se inauguró la nueva cúpula del Teatro Nacional. La empresa Luz Art fue la encargada de la iluminación y sonido para el evento.

En la gestión de Obregón y Rodríguez, el Teatro Nacional contrató cuatro veces a Luz Art por ¢147 millones. Un contrato fue por ¢22 millones para alquiler de luces, sonido y tarimas para el FIA 2012.

Este fue un pago imprevisto, pues Luz Art, S. A. ya había sido contratada por la Fundación Pro Festival de las Artes para proveer el mismo servicio, por ¢122 millones.

Anselmo Navarro, entonces director del FIA, alegó que la firma tuvo gastos adicionales y requerían más dinero para pagarle.

Los fondos provinieron de una modificación presupuestaria por ¢70 millones que Obregón pidió al Ministerio de Hacienda. La propuesta para aprobar el límite de gastos también la aprobó el consejo directivo del Teatro Nacional, que presidía el viceministro Iván Rodríguez.

Descuentos. Los tres primeros contratos que Luz Art, S. A. obtuvo con entes de Cultura, entre 2010 y mayo pasado, tienen en común que ofreció descuentos de hasta el 50% sobre el precio inicial cotizado.

Esa propuesta le permitió ganar las adjudicaciones directamente, como oferente único, sin necesidad de concursar con otras empresas , pues las cotizaciones iniciales eran solicitadas por las autoridades antes de iniciar el proceso formal de contratación .

En enero del 2013, la Auditoría Interna del Teatro Nacional, una de las entidades que contrató de esta forma, advirtió a la Proveeduría que la Ley de Contratación Administrativa prohíbe esta práctica.

Durante varios años, Luz Art ha participado en festivales de las artes y otros espectáculos públicos, pero subcontratada por organizaciones o productores privados.

Luz Art, S. A. tiene una larga relación con el Partido Liberación Nacional, que le pagó ¢410 millones por producir eventos para la campaña de Laura Chinchilla.

El año pasado, la empresa fue investigada por la Dirección General de Tributación, que pidió al Tribunal Supremo de Elecciones el , en setiembre del 2013, detalle de las contrataciones en la campaña del 2010. La investigación ya finalizó, pero Tributación se negó a dar los detalles que la originaron y su resultado.