Por: Hassel Fallas, Mónica Cordero Sancho 22 septiembre, 2014

A las mujeres les cuesta más que a los varones ganar la prueba práctica de manejo.

Sin embargo, una vez que ellas obtienen la licencia, son menos vulnerables a morir como conductoras en un accidente.

Entre el 2010 y agosto pasado, el 51% de las aspirantes (70.000) perdió el examen de manejo para obtener el documento.

En contraste, los hombres reprobaron en el 42% de los casos (168.000) .

Sin embargo, a la hora de tomar el volante, los hombres son quienes más fallecen de forma violenta.

Por cada 10.000 varones con licencia, 13 murieron en los últimos cinco años.

En cambio, la tasa de mujeres es de 4 por cada 10.000 que poseen licencia de conducir.

La información es parte de un estudio de este medio con datos de licencias por género del Consejo Nacional de Vialidad (Cosevi).

También contempla estadísticas de conductores muertos en accidentes de tránsito, recopiladas por el Departamento de Estadística del Poder Judicial.

Nervios versus temeridad. A Jennifer Solís, de 22 años, los nervios la traicionaron el año pasado, cuando hizo la prueba de manejo por primera vez.

No obstante, en su segundo intento, a finales de agosto, logró su objetivo de conseguir la licencia.

Para Hugo Jiménez, director de Educación Vial, una posible explicación es que los hombres controlan mejor su ansiedad al momento de realizar el examen práctico.

Susana Umaña, psicóloga del Cosevi, no descarta esa hipótesis, pero advierte de que no hay estudios que la confirmen.

Para Umaña hay elementos culturales que intervienen en la formación del conductor. Los niños suelen estar más en contactos con los carros que la niñas y esto les daría más seguridad.

No obstante, al salir a la carretera, los varones tienden a ser más arriesgados que las mujeres, afirma Mario Solano, coordinador de Estadísticas Policiales del Poder Judicial, quien desde hace más de una década analiza datos de accidentes de tránsito.

La psicóloga Umaña dice que el planteamiento lo confirman estudios de Cosevi, según los cuales las mujeres tienen más inteligencia emocional en carretera, lo que hace que controlen mejor la ira.