Compra al exterior sumó cerca de $21 millones y el 97% tiene sello mexicano

Por: Mónica Cordero Sancho 1 julio, 2015
La decisión de suspender la entrega de permisos sanitarios para importar aguacate de México y otros mercados está vigente desde el cinco de mayo.
La decisión de suspender la entrega de permisos sanitarios para importar aguacate de México y otros mercados está vigente desde el cinco de mayo.

El aguacate es un invitado frecuente en la mesa del costarricense, sin importar la época del año o las discusiones políticas del momento.

El país compró en el mercado internacional, entre abril del 2014 y marzo pasado, 82 millones de unidades, que se estima ayudaron a satisfacer el 40% de la demanda total de la fruta.

Lo anterior implica que cada habitante degusta, al menos, unos 17 aguacates importados en el año.

Esa es una tendencia que se ha mantenido constante en los últimos cinco años.

La información se desprende de cálculos de La Nación usando datos de importación (en dólares y toneladas) de la Promotora de Comercio Exterior, entre el 2011 y marzo de este año. También se consideró que el peso de un aguacate, de tamaño mediano, es de 150 gramos.

Los 82 millones de aguacates son equivalentes a 12 millones de kilos de la fruta esto es, $21 millones.

El 97% del aguacate importado vino de México, otro 2% tenía el sello peruano y un 1% llegó de Nicaragua.

infografia
No obstante, la cantidad de la fruta que se compra en el mercado internacional ha tenido una tendencia decreciente desde agosto del 2013.

La mayoría de producto era de la variedad Hass, que tiene una semilla pequeña, un exterior rugoso, oscuro y poca agua.

La importación del aguacate Hass tiene en confrontación al sector empresarial y al Gobierno, luego de que el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) bloqueara las compras mexicanas, el 5 de mayo pasado.

El ente estatal adujo protección de la sanidad agropecuaria porque en ese país está presente la enfermedad de la mancha del sol y esta podría ingresar a suelo nacional. Esa institución entregó, este martes, a la Embajada de México la información que justifica su decisión.

Ahora queda esperar que la institución homóloga mexicana analice los documentos.

La semana anterior, México advirtió a Costa Rica de que podría acudir ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por el conflicto.

Fruta apetecida. En el mercado mayorista nacional –Centro Nacional de Distribución de Alimentos (Cenada)– se comercializaron casi 2,6 millones de kilos (nacionales e importados) de aguacate entre abril del 2014 y marzo de este año.

Por allí pasa solo el 11% (en kilos) de toda la fruta que reporta Procomer en su estadística de importación, en ese periodo.

El Cenada asegura que el 60% de la demanda total de aguacate se satisface con producto local.

Una consulta a supermercados confirma que la fruta está presente en la dieta del costarricense durante todo el año.

Incluso, este producto, hoy día, es parte de la canasta alimentaria que sirve para calcular la inflación mensual.

“El aguacate es parte de las frutas de consumo regular como la papaya y la piña”, dijo Yolanda Fernández, gerenta de Asuntos Corporativos de Walmart México y Centroamérica.

“Sin considerar las frutas de temporada, ocupa el tercer lugar en consumo (en el área de verduras y frutas). Su consumo es estable. A eso ayuda que la importación sea continua en el año”, dijo.

En Auto Mercado, la fruta también se ubica entre los primeros cinco productos en el área de verduras y frutas.

Anabelle Durán, gerenta de Mercadeo de esa empresa, explicó que los clientes, quienes buscan una vida saludable, estimulan la demanda de la fruta.

En Auto Mercado se vende el aguacate en varias presentaciones: la fruta sola y como parte de un paquete con cebolla y limón, para preparar de manera rápida. También, se ofrece como acompañamiento en las comidas preparadas y como guacamole.

En el último año, Costa Rica importó de México $1.142 millones, de los cuales solo un 3% fue de producto agrícola. Ese porcentaje equivale a $34 millones, de los cuales $20 millones fueron por la compra de aguacate.