Por: Hassel Fallas 28 mayo, 2014

Sobrepasar los 25 años es razón suficiente para quedar excluido del programa de becas Avancemos del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). Esa limitante es una pared contra la que choca una tercera parte de quienes estudian en los técnicos nocturnos.

Paul Soto, profesional a cargo del programa Avancemos, aseguró que la única excepción a la regla es para quienes recibieron el beneficio antes de cumplir esa edad, pues mantienen el apoyo, siempre y cuando terminen el colegio.

Sin embargo, eso no siempre ha sido así. Recién estrenada la modalidad en 2010, ninguno de sus estudiantes podía optar por el subsidio. Gracias a la lucha de colegios como el de Hojancha en Guanacaste y el Monseñor Sanabria en Desamparados, el IMAS incorporó a los alumnos de 25 años y menos en el programa.

Fernando Bogantes, director de Educación Técnica del MEP, aspira a que se incluyan adultos de todas edades en el plan.

No obstante, Soto advierte de que ejecutar ese cambio implica aumentar el presupuesto y reformar el decreto que norma la entrega de becas.

Para Braulio Miranda, director del CTP de Hojancha, una modificación de este tipo podría convertirse en un aliado más para combatir la deserción.

Etiquetado como: