Transportista alega que el acuerdo de la Aresep en el cual fija nuevas tarifas en Tobosi le genera un perjuicio económico y afecta la imagen de la empresa

 14 octubre, 2015
Empresa de buses de Tobosi
Empresa de buses de Tobosi

El empresario responsable del servicio de buses de Tobosi, cantón del Guarco en Cartago, pidió a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), la nulidad absoluta de la resolución mediante la cual fijó nuevas tarifas para las rutas que atiende.

Visite el reportaje de Drama por tarifas de bus en Tobosi aquí.

Mediante ese acuerdo la Aresep decretó una rebaja de entre 5% y 43% para diez recorridos y un alza de entre 2% y 19% para cuatro trayectos. De esta forma, el ente regulador procura corregir las tarifas aprobadas desde principios de 2013 y estimadas con datos inexactos de la demanda. Para establecer los nuevos montos, la entidad se basó en un estudio de demanda de pasajeros hecho por Produs de la Universidad de Costa Rica.

No obstante, el transportista alegó que el acuerdo del Intendente de Transportes de la Aresep provoca un perjuico económico a su empresa y afecta la imagen de la misma. Por lo tanto, requirió que se suspenda el cobro de los nuevos pasajes vigente desde el miércoles anterior.

Entre otros argumentos, el empresario Juan Carlos Solano, cuestionó que la Autoridad Reguladora utilizara el estudio de demanda de pasajeros de Produs, pues según el modelo vigente esos datos los debe aportar el Consejo de Transporte Público (CTP).

Tal y como ha informado este medio, el aumento en los pasajes de casi 90%, aprobado hace más de dos años, trastornó la vida de las familias en más de una veintena de comunidades al sureste de la capital, entre San José y Cartago.

Muchos de los usuarios se vieron obligados a caminar, pedir un aventón, viajar en moto o en colectivos con otros vecinos porque no les alcanzaba para pagar el bus.

María Elena Hidalgo, vecina del poblado de Río Conejo, una de las comunidades donde la tarifa se incrementó más desde el miércoles anterior, afirmó que los estudiantes de escuela y colegio son los más afectados porque utilizan con frecuencia una ruta denominada como la periférica cuyo pasaje subió.

"Este fin de semana se reunieron las asociaciones de desarrollo de las comunidades para buscar una solución porque lo resuelto por la Aresep ha generado muchos problemas y más confusión", aseguró.

Cuestionamiento

Por su lado, Solano aduce que el acuerdo del órgano regulador violenta resoluciones de la propia Junta Directiva de la entidad, las cuales establecen que la demanda en rutas fraccionadas debe establecerse con pasajeros equivalentes (total de ingresos entre la tarifa máxima).

"La Intendencia de Transportes desde junio de 2014, conociendo que la demanda de pasajeros de Produs era inferior a la establecida por el CTP, siguió con la convocatoria a audiencia pública utilizando pasajeros totales, creando en los usuarios falsas expectativas de una rebaja tarifaria del 32,8%, a sabiendas que, siguiendo las resoluciones de su propia Junta Directiva, el resultado del modelo econométrico, nunca arrojaría un resultado negativo, y no podía modificar las tarifas", indica en uno de los 12 alegatos presentados.

Unos 300 usuarios acudieron a la audiencia el 27 de agosto.
Unos 300 usuarios acudieron a la audiencia el 27 de agosto.

De acuerdo con el transportista, si la Aresep hubiera respetado los acuerdos de su Junta Directiva, de usar pasajeros equivalentes y no los datos de demanta total de Produs, en lugar de una tarifa promedio de ¢970, el resultado hubiera sido de ¢1.520. Es decir, un alza del 3,29%.

Marlon Rodríguez, asesor del autobusero en asuntos tarifarios, dijo que los 12 aspectos recurridos sustentan la nubilidad y suspensión de lo acordado por la Intendencia de Transportes.

"Además, apelamos ante la Junta Directiva porque la Intendencia no se ajustó a lo que los directivos han establecido y necesitamos que recapaciten para, al menos, volver a la condición anterior", sostuvo.

Carolina Mora, vocera de la Autoridad Reguladora, explicó que la Intendencia de Transportes y la Junta Directiva tienen aproximadamente un mes, cada uno, para resolver la apelación.

También, la empresa solicitó a la Autoridad Reguladora una aclaración sobre cómo deben aplicarse las tarifas mínimas pues la falta de claridad en ese aspecto ha generado confusión y molestia entre los usuarios.

Etiquetado como: