Por: Mercedes Agüero 26 junio, 2015

Con una metodología que incluye varias fórmulas matemáticas, la Aresep procura prepararse para afrontar condenatorias judiciales.

Ñkdhj lxkgjhxlfgjhlxkgjhxlk hjlk xfhdffghgfhgfhgfhgfhgfh gfhgfhgf gfhgfhgfhgfhgfhgsdffsdfdsfsdflk hgl fghfgh | XFGH XFGHSDFDFSDFSDFS
Ñkdhj lxkgjhxlfgjhlxkgjhxlk hjlk xfhdffghgfhgfhgfhgfhgfh gfhgfhgf gfhgfhgfhgfhgfhgsdffsdfdsfsdflk hgl fghfgh | XFGH XFGHSDFDFSDFSDFS

Mediante ese mecanismo, la entidad pretende tener una provisión o fondo que le permita atender eventuales indemnizaciones a terceros originadas en sus decisiones regulatorias.

Así, mediante fórmulas y criterios técnicos, se obtendrá el monto de la provisión que cada intendencia deberá tener para hacer frente a los juicios.

Los recursos saldrán del canon que pagan los prestatarios de servicios anualmente y el cual se incluye en las tarifas.

“Lo anterior permite considerar un monto para enfrentar eventuales indemnizaciones a terceros, sin que se vea afectado el presupuesto de la institución requerido para efectuar las actividades que le manda la ley”, indica el resumen de la propuesta aprobada por la Junta Directiva de la Aresep el 28 de mayo.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) enfrenta un crecimiento en la cantidad de juicios y condenas por reclamos de los regulados.

Esto fue advertido por la Contraloría General de la República en un informe, en enero.

“Asimismo, se comprobó la ausencia de valoración y estimación del monto de las indemnizaciones que pueden derivarse de los procesos judiciales establecidos en contra de la Aresep, que permita el seguimiento continuo y detallado del pasivo contingente asociado”, concluyó la Contraloría.

El estudio además determinó que la Aresep cargaba a la partida de salarios y cargas sociales el gasto por indemnizaciones.