Data

Hoy la mitad pierde examen práctico; hace 5 años era la tercera parte

Más aspirantes fallan prueba de manejo para obtener licencia

Actualizado el 22 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

55% de mujeres reprueba evaluación en contraste con el 47% de hombres

Cambios en la manera de aplicar la evaluación podrían explicar esta baja

Data

Más aspirantes fallan prueba de manejo para obtener licencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La creación de pistas especiales para hacer la prueba práctica, como la de Paso Ancho, garantiza a los instructores que los aspirantes a una licencia pueden salir a la calle con seguridad al aprobar su evaluación. | LUIS NAVARRO

Por segunda vez en un año, el viernes 29 de agosto, Jennifer Solís (22 años) hizo el examen práctico de manejo en el circuito de pruebas de Paso Ancho, en San José.

Contrario a lo ocurrido en la primera prueba, esta vez no botó un solo cono cuando daba reversa. Superó todos los ejercicios y ganó el derecho a su licencia de conducir .

Lo vivido por Solís es más frecuente ahora que hace cinco años. Hoy, casi la mitad de los aspirantes (49%) falla la prueba práctica para su licencia de manejo. En el 2010, reprobaba poco más de una tercera parte (35%).

En lo que va del año, 80.000 personas han pasado por las 12 sedes destinadas a valorar a los futuros conductores. De ellas, 39.000 no superó con éxito el examen.

En cambio, en 2010, de los 105.000 evaluados, solo 37.000 reprobaron. Las mujeres son quienes más fracasan en la prueba práctica; hasta agosto pasado, 55 de cada 100 no la ganó. Cinco años atrás, la cantidad era de 40. En contraste, solo 47 de cada 100 hombres han sido rechazados este año. En 2010, eran 34.

Las cifras son de un estudio de la La Nación con datos del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

Hugo Jiménez, director de Educación Vial, explicó que a partir del 2008 se aplica un proceso menos subjetivo para calificar a los aspirantes, el cual, en su criterio, disminuye la probabilidad de corrupción (venta de licencias).

German Valverde, director del Cosevi, coincidió en que esos cambios en la evaluación deberían reflejarse en los porcentajes de aprobación de esos exámenes.

Modificaciones. Uno de los primeros cambios fue la creación de pistas especiales para medir la habilidad del futuro chofer, las cuales simulan la infraestructura vial (rotondas, cedas, altos, carriles para dar reversa, entre otros).

“Con ello, aseguramos que el evaluado tiene la capacidad de maniobrar el vehículo y que no causará un problema si sale a la calle, como podía ocurrir cuando las pruebas solo se hacían a un costado de carreteras o vías”, dijo Jiménez.

El funcionario añadió que, desde el 2010, los instructores de la prueba práctica deben ser profesionales y, desde el año pasado, también se les exigen conocimientos en transporte y seguridad vial.

PUBLICIDAD

El uso de tecnología contribuye. Hoy en día, los aspirantes son asignados aleatoriamente a los instructores mediante un software . Los evaluadores, además, utilizan un dispositivo electrónico ( handheld ) para sumar o restar los puntos que componen la prueba.

“El sistema de control informático detecta en segundos si se alteró una nota”, aseguró Jiménez.

Hasta mayo, la Dirección de Educación Vial recibía 28 apelaciones semanales por la pérdida de la prueba de manejo. La cifra bajó a tres luego de la aplicación del nuevo sistema de puntos.

La mayoría de las apelaciones se asocia con el dominio del vehículo y la señalización. Por ejemplo, se argumenta que se rozó un cono sin botarlo o que el instructor no advirtió de que debía hacerse un alto.

Sergio Sanabria, instructor de la escuela de manejo de Automóvil Club de Costa Rica, opinó que el examen de manejo es fácil, pero se pierde cuando la gente solo se prepara para ganarlo, no para enfrentar la realidad de la carretera.

Persisten debilidades. Para Susana Umaña, psicóloga del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), la calidad de los choferes que salen a la calle no debería ser determinada únicamente por la aprobación de una prueba de manejo, sino que también debería estar respaldada por su formación previa.

“Lo ideal sería que, a la hora de hacer el examen, cada conductor venga certificado por una buena escuela de conducción”, comentó.

No obstante, en el país no existe un sistema para certificar la calidad de enseñanza que imparten las escuelas de manejo.

La psicóloga insiste en que lo habitual es que los futuros choferes sean instruidos por familiares y amigos, quienes les transmiten sus malos hábitos de conducción.

Hugo Jiménez, director de Educación Vial, reconoció que lo ideal sería establecer una escuela pública de choferes y un sistema de certificación para las escuelas privadas. Ese plan, sin embargo, apenas está en pañales.

  • Comparta este artículo
Data

Más aspirantes fallan prueba de manejo para obtener licencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hassel Fallas

hassel.fallas@nacion.com

Editora Unidad de Inteligencia de Datos

Dirige la Unidad de Inteligencia de Datos. Máster en Periodismo Digital de la Universidad de Alcalá de Henares. Tiene una especialización en Estadística y otra en Business Intelligence del Instituto Tecnológico de Costa Rica. 

Ver comentarios
Regresar a la nota