Deportes

Dos partidos para confirmar la estirpe

Actualizado el 23 de marzo de 2017 a las 06:29 pm

Deportes

Dos partidos para confirmar la estirpe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La previa de la doble jornada premundialista de la Sele transcurre en términos más o menos normales, con el Macho esperanzado en reeditar el Aztecazo y Osorio subestimándonos.

Al colombiano le ha costado asirse a la silla, sorteó un vendaval que casi lo lleva de regreso a su país y ahora, más en calma, declara a ESPN que tiene mejores jugadores que nosotros.

Es el ritual de estos juegos, en donde filtrar un mensaje venenoso tiene como propósito medir la reacción del oponente, hurgar en su estado de ánimo y, por qué no, distraer.

La Sele jugó en Brasil un Mundial para enmarcar, mantiene su estructura, ha dado pase a apariciones promisorias que se han abierto un hueco en la estelar, como Venegas y Matarrita.

El ciclo efímero de Chope dio paso a la era Ramírez, un hombre que colecciona simpatizantes y detractores, pero que, en la óptica general, era el mejor para tomar el relevo.

El Macho nos tiene encaramados en la cima de la hexagonal, muchos no digieren sus planteos austeros y, a veces, se le va la mano con el cálculo, que esta vez será crucial ante México y Honduras el martes.

Para ser justos, la Sele ha redondeado bajo su dirección pasajes de muy buen nivel, como la victoria ante Rusia en aquel amistoso y el recordado 3-2 ante Colombia, en la Copa América Centenario.

Otro de sus méritos ha sido plasmar producciones colectivas muy convincentes a partir de individuales como Matarrita, Waston, Celso, Bryan, Campbell, Bolaños, Venegas y Ureña.

Un ejemplo con nombre es Joel, que suele llegar al equipo disminuido y cuestionado por sus producciones en el equipo de turno, pero apenas entra en contacto con la Sele, nos obsequia producciones antológicas como la última frente EE. UU. en el Nacional.

Le tengo más reservas a la Honduras de Pinto, el martes en el Morazán, por el técnico, por el equipo que él estructuró cuando barrió a la vieja guardia y les entregó a los jóvenes el futuro de la H.

Donis Escober, Bryan Beckeles, Ever Alvarado, Henry Figueroa, Mario Martínez, Andy Najar, Rommel Quioto, Rubilio Castillo y Albert Elis, por mencionar a nueve, rompieron con el molde y se adaptaron a la disciplina férrea del profe y a sus dogmas.

Pinto nos conoce al dedillo, se sabe de memoria fortalezas y debilidades, pero no es invencible y antes tendrá una parada complicadísima cuando se enfrente a EE. UU. el viernes.

El equipo del Tío Sam es último y todavía no puntúa, botó a Jürgen Klinsmann y apeló a un viejo conocido de la casa, Bruce Arena, que intentará rearmar un equipo sin identidad.

Y si algo sabe Arena es armar equipos físicos, veloces, filosos en ataque y llenos de variantes para hacerte un gol en táctica fija. Salidas duras y complicadas, para confirmar la credencial de Sele grande, de estirpe....

  • Comparta este artículo
Deportes

Dos partidos para confirmar la estirpe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota