"Su iniciativa busca llevar lo mejor a los menos favorecidos, apoyando su proceso educativo", resaltó Pilar Álvarez-Laso, delegada del organismo para Centroamérica con sede en San José

 15 octubre, 2014

Dos estudiantes, esa es la matrícula total de la Escuela Kogokeaibda, en la frontera con Panamá. Hasta allá llegaron dos paquetes de libros de texto, hechos en Grupo Nación, de la mano de un grupo de mujeres quienes apuestan por acortar las brechas en las aulas de las zonas con menores recursos de Costa Rica.

De hecho, las voluntarias de la Asociación de Club de Mujeres de Costa Rica son parte del engranaje que comienza con la iniciativa de Libros para Todos de Grupo Nación que, desde el 2009, suma 540.000 libros de texto donados a 127.000 estudiantes, en todo el país.

Este miércoles la Unesco dio un reconocimiento a esa iniciativa de editar libros para las cuatro materias básicas -Español, Matemática, Estudios Sociales y Español- los cuales son donados por empresas y particulares a los estudiantes. Cada donante invirtió solo ¢6.000 por cada paquete de esos materiales.

"Esta iniciativa busca llevar lo mejor a los menos favorecidos, apoyando su proceso educativo", resaltó Pilar Álvarez-Laso, la delegada del organismo de Naciones Unidas en Centromérica, cuya sede se ubica en Paseo Colón, San José.

"Esta es nuestra iniciativa líder en inversión social estratégica (...) acá no existe ninguna ganancia, nuestro sueño no es vender libros, es beneficiar a niños", dijo, por su parte, Elvira Saborío, gerente de Estrategia y Desarrollo Humano de Grupo Nación.

La gerente de Estrategia y Desarrollo Humano de Grupo Nación, Elvira Saborío (izq.), recibió el reconocimiento de manos de Pilar Álvarez-Laso, delegada de la Unesco para Centromérica.
La gerente de Estrategia y Desarrollo Humano de Grupo Nación, Elvira Saborío (izq.), recibió el reconocimiento de manos de Pilar Álvarez-Laso, delegada de la Unesco para Centromérica.

En ese sueño de llevar libros a las zonas con menos recursos, participan las voluntarias de la Asociación de Club de Mujeres de Costa Rica quienes, con orgullo, cuentan sus logros.

"En el 2010, leí sobre este proyecto, anunciado en La Nación. Así comenzó nuestra historia de comprar el material y llevarlo hasta escuelas alejadas, de escasos recursos", compartió Elena Austermuhle, parte del grupo de mujeres, todas extranjeras, quienes viven en suelo tico.

Este 22 de octubre, Grupo Nación lanzará una nueva etapa de Libros para Todos llamada Red 924, la cual reclutará a voluntarios para donar los paquetes de libros a igual número de escuelas.

"Los 924 centros educativos fueron seleccionados porque son escuelas unidocentes, donde hay de 1 a 16 alumnos, todos, en zonas alejadas y de escasos recursos", explicó la asesora pedagógica del proyecto, Lolita Aguilar.

Sobre Libros para Todos y Red 924, Aguilar indicó que sus esfuerzos van más allá de editar y propiciar la donación de material de apoyo para el trabajo en las aulas.

"La semana pasada, estuve en talleres de formación con 200 docentes, a fin de que resuelvan dudas y empleen los textos de la mejor manera", indicó como uno de los ejemplos.

En este momento, el equipo de Libros para Todos actualiza los textos que serán distribuidos en el 2015, cuyo contenido se basa en los planes de estudios del Ministerio de Educación Pública.

"Quienes deseen más información pueden escribirnos al correo, librosparatodoscr@nacion.com, visitar nuestra página, www.librosparatodos.com, y nuestro sitio en Facebook", detalló Aguilar.

El proyecto Libros para Todos sale adelante de la mano del siguiente equipo de Grupo Nación:

Hanie Cordero, jefa coordinadora del proyecto

Lolita Aguilar, asesora pedagógica

Yorlyn Calderón, editora de Matemática; Ligia Segura, editora de Estudios Sociales y Silvia Castro, editora de Español

Déborah Rojas, editora web, y David Herrera, editor gráfico web

Pamela León, supervisora editorial

Laura Vásquez, coordinadora de diseño, Marzo Cruz y Armando Solís, diseñadores gráficos

Karla Valerio, auxiliar comercial; Carlos Blanco, gestor comercial y José Carlo Jiménez, asesor comercial

Tatiana Castro y Jéssica Bogantes, colaboradores