Consejo Nacional de Vialidad anuncia investigación para identificar a los responsables y pide ayuda ciudadana para conocer sus nombres

Por: Carlos Láscarez S. 20 octubre

Un grupo de al menos siete trabajadores del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) fueron denunciados este viernes en redes sociales, luego de que se difundió un video de 22 segundos, en el que se les observa amarrando latas de cervezas vacías, con un mecate, en el lomo de un perro callejero, lo cual asustó al animal que salió despavorido.

En apariencia el video habría sido filmado en La Cruz, Guanacaste, donde estarían haciendo labores de bacheo, según denunció un usuario de apellido Santos en la red social Facebook.

En el video se observa el momento en que el perrito llega tranquilo y moviendo la cola hasta los trabajadores, quienes lo retuvieron por unos segundos.

Posterior y simulando que se trata de un toro le pegan un manotazo, en medio de carcajadas dentro de lo que parece ser una parada de autobús.

Los involucrados amarraron el mecate con las cervezas vacías de forma circular en el lomo del perro.
Los involucrados amarraron el mecate con las cervezas vacías de forma circular en el lomo del perro.

Mediante un comunicado publicado a las 6:36 p.m. en el Facebook del Conavi, la entidad señala que "estamos en contra de cualquier maltrato animal, por lo que tomaremos las medidas correspondientes".

"Nosotros estamos igual de molestos con las personas que aparecen en el video molestando al perro con camisa que dice Conavi y que se ha viralizado. Agradecemos a quienes tengan más datos para aportar en este caso los hagan llegar a Conavi, con su denuncia y apoyo crecemos juntos", indicó la entidad.

En el perfil de la asociación Rescate Animal, decenas de personas mostraron su indignación por el accionar de los involucrados, por lo que piden que se les investigue y sancione.

En el Código Penal, el maltrato animal antes era considerado como una contravención (falta leve). No obstante, con la reciente modificación, el agresor irá a la cárcel por un lapso de entre tres meses y dos años.

En el caso de la propia Ley de Bienestar Animal, esta no contemplaba mayor sanción desde el punto de vista administrativo. Ahora, por el contrario, la multa para quien abuse de un animal doméstico será de un cuarto a medio salario base.