Por: Irene Rodríguez 18 febrero, 2015
Más de 20 personas conforman la red de apoyo. | MELISSA FERNÁNDEZ
Más de 20 personas conforman la red de apoyo. | MELISSA FERNÁNDEZ

Cuando una mujer tiene sospechas de cáncer de mama no solo se enfrenta con miedos propios por la enfermedad, sino que debe afrontar muchos trámites en busca de su atención.

Por esta razón, las pacientes con cáncer de mama o con sospechas de padecerlo y que estén adscritas al Hospital Calderón Guardia, serán puestas en contacto con voluntarias que les recordarán sus citas, las acompañarán y evacuarán sus dudas.

“Se busca que tengan a alguien que las oriente, las acompañe y apoye, también que pueda detectar si están en depresión”, explicó Rebeca Alvarado, coordinadora del Proyecto Mujeres que Salvan Vidas, iniciativa encargada de elaborar el plan.

Las voluntarias son integrantes de Fundacáncer y fueron capacitadas durante dos años. La iniciativa nació luego de un estudio en el que participó María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Esta investigación detalló las barreras que tienen las mujeres con cáncer de mama en su atención, sobre todo ante la dificultad de acudir a los diferentes servicios de un hospital.

“Hay mujeres desorientadas. Para muchas, el cáncer es sinónimo de muerte y, por eso, hasta dejaban de ir a las citas. Con acompañamiento, verán que el cáncer puede combatirse”, comentó Sáenz. Proyectos similares funcionan en los hospitales de Heredia y Alajuela. Pronto se unirá el Hospital San Juan de Dios.