14 diciembre, 2015

Río de Janeiro

El centro de investigaciones Instituto Butantan inició hoy la última y definitiva fase de pruebas de una vacuna contra el dengue desarrollada por científicos brasileños y que se ha mostrado eficaz en los experimentos ya realizados con humanos.

La vacuna, desarrollada por este centro de investigaciones y producción de medicinas dependiente del gobierno regional del estado brasileño de Sao Paulo, será probada en 17.000 voluntarios de entre 18 y 59 años que ya comenzaron a ser reclutados.

El medicamento fue probado con éxito en las dos primeras fases de experimentos, en los que demostró que tiene capacidad para combatir los cuatro tipos del virus del dengue con una aplicación única.

El Instituto Butantan informó de que usará 17.000 voluntarios en el nuevo experimento con humanos, de los que unos 11.330 serán inmunizados con la vacuna y el restante recibirá un placebo, en 13 diferentes ciudades de Brasil.

El Instituto prevé que la vacuna podrá convertirse en 2017 en la primera en el mundo en ser ofrecida gratuitamente para combatir el dengue.

Los científicos responsables por la medicina dijeron que las pruebas mostraron que la misma no tiene capacidad para combatir los virus de chikunguña y zika, que, así como el del dengue, son transmitidos por el mosquito Aedes aegypti.

Ese es el mosquito Aedes aegypti , transmisor del dengue. Esta vacuna brinda protección contra los cuatro tipos del virus. Esta enfermedad es de las principales en Costa Rica. Al 22 de noviembre de 2015 se habían dado 13.235 casos de dengue y seis casos de dengue grave. | ARCHIVO
Ese es el mosquito Aedes aegypti , transmisor del dengue. Esta vacuna brinda protección contra los cuatro tipos del virus. Esta enfermedad es de las principales en Costa Rica. Al 22 de noviembre de 2015 se habían dado 13.235 casos de dengue y seis casos de dengue grave. | ARCHIVO

La última fase de pruebas tendrá un costo de 270 millones de reales (unos 69,8 millones de dólares) y será financiado por el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) y por empresas privadas.

"El tiempo de esta fase de pruebas va a depender de lo que demore el reclutamiento de voluntarios y de la incidencia del dengue. Si hay una epidemia de dengue, la eficacia de la vacuna podrá ser verificada de forma más rápida", admitió el director del Instituto Butantan, Jorge Kalil, en una rueda de prensa.

El gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, destacó en la misma rueda de prensa de que, ante la expectativa de que los cambios climáticos aumentarán las epidemias de dengue, el principal objetivo de la ciencia es buscar una vacuna contra este virus.

"Se trata de un hecho inédito para la ciencia brasileña", afirmó.

La medicina usa diferentes tipos del virus del dengue modificados genéticamente y se caracteriza por ser de dosis única y tetravalente, es decir que previene a la población contra los cuatro tipos de dengue (1, 2, 3 y 4) .

Según el Instituto Butantan, además de ofrecer la primera vacuna licenciada y de eficacia comprobada contra el dengue, el proyecto permitirá que la medicina, en un 100 % brasileña, sea producida en el país y atienda gratuitamente a toda la población.

Como aún no existe vacuna contra el dengue, la única herramienta disponible hasta ahora para prevenir la enfermedad es la eliminación de los focos en que secría el Aedes aegypti.

Según el último boletín epidemiológico divulgado por el Ministerio de Salud, Brasil registró hasta mediados de noviembre cerca de 1,5 millones de casos de dengue, con un crecimiento del 176,33% con respecto al mismo periodo de 2014 (555.462) .

El número de casos creció un 7% con respecto al de 2013, cuando el país enfrentó la peor epidemia por dengue en su historia.

De acuerdo con el mismo boletín, los 1.534.932 casos de dengue contabilizados en 2015 hasta el 14 de noviembre provocaron 811 muertes, frente a 453 fallecimientos del mismo período del año pasado.

Etiquetado como: