Por: Irene Rodríguez 17 enero, 2014

Aunque muchos tumores se dan por el crecimiento y reproducción de células malignas y no hay forma de controlar su aparición y avance, la tercera parte de los casos de cáncer sí se podrían prevenir con estilos de vida saludables.

Hábitos como el fumado, el alcoholismo, el sedentarismo o el consumo de drogas hacen que una persona sea más propensa a desarrollar este mal.

Esta es una de las conclusiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el cáncer y su impacto en el mundo.

“Más del 80% de los casos de cáncer de pulmón, por ejemplo, se deben al fumado, algo completamente evitable”, comentó en la presentación del informe Globocan, Keiji Fujuda, coordinador de enfermedades no transmisibles de la OMS.

Más evidencia. Otros estudios hablan de que la proporción de tumores que pueden prevenirse es aún mayor.

Una investigación de la Universidad de Washington, EE. UU., publicada en 2012 en la revista Cancer , encontró que la mitad de los tumores puede prevenirse.

El estudio cita cinco “armas” para luchar contra el cáncer: no fumar, ejercitarse, consumir frutas y verduras, hacerse exámenes como gastroscopias y mamografias periódicamente y vacunarse contra el virus del papiloma humano –VPH–, relacionado con el cáncer de cérvix.

El mayor problema, según los investigadores, es que muchos gobiernos no se preocupan por políticas de salud pública que garanticen estos exámenes de forma rápida y oportuna, y que no todas las personas incorporan hábitos como el ejercicio a su rutina.