Según el investigador principal, el fracaso de los medicamentos que se han desarrollado hasta el momento para detener o revertir el progreso del Alzhéimer puede deberse a que estas fueron probadas cuando el síndrome ya estaba muy avanzado

 10 marzo, 2014
El examen de sangre podría predecir con tres años de antelación si una persona desarrollará la enfermedad de Alzhéimer
El examen de sangre podría predecir con tres años de antelación si una persona desarrollará la enfermedad de Alzhéimer

Un nuevo examen de sangre podría predecir, con una certeza mayor al 90%, si una persona sana desarrollará una discapacidad cognitiva leve o la enfermedad de Alzhéimer durante los siguientes tres años.

El examen identifica 10 lípidos que sirven de biomarcadores para predecir el inicio de la enfermedad. Según sus investigadores, podría utilizarse en estudios y diagnósticos clínicos en unos dos años.

El estudio, publicado en la revista Nature Medicine, además proclama el potencial del desarrollo de estrategias de tratamiento para el Alzheimer en una etapa temprana, cuando la terapia sería más efectiva en frenar la aparición de los síntomas.

“Esta prueba sanguínea ofrece la posibilidad de identificar personas en riesgo de desarrollar un deterorio progresivo en sus capacidades cognitivas, y podría cambiar la manera en que pacientes, familiares y médicos tratantes abordan el síndrome,” dijo el autor del estudio Howard Federoff, profesor de Neurología en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown.

Según Fedoroff, el fracaso de los medicamentos que se han desarrollado hasta el momento para detener o revertir el progreso del Alzhéimer puede deberse a que estas fueron probadas cuando el síndrome ya estaba muy avanzado.

Descubrimiento. La investigación para desarrollar el examen incluyó a 525 pacientes sanos mayores de 70 años, sometidos a varios exámenes de sangre. Durante los siguientes cinco años, 74 de ellos presentaron los primeros síntomas de Alzhéimer o un deterioro cognitivo leve.

Al tercer año del estudio, los investigadores escogieron a 53 pacientes con Alzhéimer o deterioro cognitivo y 53 sanos, para comparar su sangre y encontrar los biomarcadores que predicen el inicio de la enfermedad

Los investigadores examinaron si la presencia del gen ApoE4 contribuirá a calsificar aún mejor a los pacientes, pero no resultó ser un factor significativo de predicción en este estudio.

"Creemos que los resultados son un gran avance hacia la comercialización de un examen preclínico que podría usarse a gran escala, y así identificar individuos con riesgo de desarrollar estas enfermedades”, comentó Fedoroff.

Los investigadores ahora diseñan un ensayo clínico para probar un agente terapéutico que pueda retrasar o prevenir la aparición de la enfermedad.

Hasta el momento no hay una cura o tratamiento efectivo para el Alzhéimer. Según la Organización Mundial de la Salud existen 35,6 millones de personas con la enfermedad, ypara el 2050 esa cifra ascendería a los 115,4 millones.