12 abril, 2014

María Laura Matamoros

Nutricionista

Es tentador escribir una columna en la cual les pueda recetar tres o más cambios para la pérdida de peso.

Ya todos conocemos la realidad: probablemente, la mayoría de las guías, y “top 10” que nos topamos por ahí, no van a tener un gran impacto sobre nuestros hábitos.

Las tres cosas que necesita hacer para perder peso, usted ya las sabe. Sí, créame, ya conoce.

Nuestro cerebro constantemente nos lo repite como susurros y a veces como gritos. Generalmente, nos dice “tengo que comer menos”, “debería estar haciendo ejercicio”, “le unto demasiada mantequilla al pan” , “debería comer menos dulces”... y la lista puede alargarse muchísimo más.

Esta es la voz de la razón. Es la voz de la experiencia y del conocimiento; la que sabe cuáles cambios se deben hacer para estar mejor.

Así que lo invito a comenzar por ahí. Escriba tres cosas que puede hacer para estar mejor. Escójalas a su gusto.

¿Listo? Ahora sí, comprométase a cumplirlas para el resto de su vida. No es tan fácil, ¿verdad? Para cumplir estas metas va a necesitar otras dos herramientas: la estrategia y el apoyo.

Sin una estrategia es muy probable que termine en el mismo lugar en donde comenzó y sin cambiar su hábito. Así que lo animo a que piense cómo va a llevar a cabo estos tres cambios.

Piense con el mayor detalle posible. Considere todas las excusas y obstáculos con los cuales se encuentra de camino. Reconózcalos y busque opciones porque si algo es seguro es que en el cambio de hábitos suele haber obstáculos y resistencia interna, lo cual me lleva al tercera herramienta: el apoyo.

Perder peso no es fácil. Cambiar de hábitos no es sencillo. Si lo fuera, probablemente viviríamos en un mundo saludable y feliz. El apoyo es básico para poder surgir a pesar de los obstáculos, la resistencia y las dificultades.

Si desea realizar un cambio profundo y permanente en su vida, va a necesitar ayuda. Arme una red de apoyo con amigos, terapeutas, profesionales en salud y familia.

Ante todo, tenga mucha paciencia y perseverancia ya que los cambios más permanentes vienen acompañados de obstáculos.

marialaura@centrodenutricion.co.cr

Si quiere un cambio permanente no busque más en el exterior. Comience un camino de reflexión y conocimiento propio. Elabore una estrategia para el cambio y arme una red de apoyo con personas proactivas y/o profesionales adecuados.