Por: Irene Rodríguez 4 septiembre, 2016
Travis Bays llegó en el 2005. Su contrato laboral era por tres años, pero aquí formó su familia. Su hija Maya Paz Bays Salazar, tiene cinco años.
Travis Bays llegó en el 2005. Su contrato laboral era por tres años, pero aquí formó su familia. Su hija Maya Paz Bays Salazar, tiene cinco años.

El californiano Travis Bays se define a sí mismo como un “tingo”, es decir, una mezcla entre tico y gringo.

“El gringo ni siquiera aprende español y no sale mucho de su entorno. Mientras tanto, el ‘tingo’ aprende a hablar español con dejos ticos, va a la cancha a mejenguear; dice ‘si Dios quiere’, ‘a Dios gracias’ y ‘charita’”, afirma entre risas.

Este antropólogo, economista y amante del surf llegó a Costa Rica en el 2005 con el Cuerpo de Paz. Su estadía original era por dos años en Bahía Ballena y Uvita, y un año más en las oficinas centrales de esa organización en Pavas, San José.

“Al principio, nunca pensé que iba a quedarme. Originalmente, en mis planes estaba ir por un par de años a Guatemala o Nicaragua, pero en el Cuerpo de Paz me enviaron aquí”, narra este oriundo de San Diego, California, Estados Unidos.

“Desde que llegué a Bahía Ballena, me enamoré de la playa, del lugar. Ahí establecí dos microempresas con los locales como parte de mi labor. Luego me fui a San José; a los ocho meses conocí a Pili (Pilar Salazar, su esposa) y nos enamoramos. Entonces, busqué qué hacer para no irme y hallé un proyecto con la Fundación Crusa, nuevamente en la zona sur; le pedí a Pili que se fuera conmigo”, recuerda.

Hoy, 11 años después de su llegada, Travis tiene dos hijas nacidas en suelo tico, da clases de surf, brinda asesorías en microempresas y posee un proyecto de yoga con su esposa. Reparte su tiempo entre las playas de la zona sur y San José.

Esta familia viaja una vez al año a EE. UU. para pasar tiempo con los padres de Travis, quienes también visitan el país.

“La naturaleza y la gente me enamoraron del país. No soy solo un residente; yo me involucro para hacer un país mejor”, aseguró.