Tienen percepción errada de beneficios y saben poco de sus efectos secundarios

Por: Irene Rodríguez 12 noviembre, 2014
Estudios anteriores del IAFA señalan que el 4% de los hombres adultos y el 2,6% de las mujeres consumen marihuana. En adolescentes, el porcentaje es del 12,6% y del 7,6%. | AFP
Estudios anteriores del IAFA señalan que el 4% de los hombres adultos y el 2,6% de las mujeres consumen marihuana. En adolescentes, el porcentaje es del 12,6% y del 7,6%. | AFP

“La marihuana es como el fútbol: todo el mundo cree que sabe, pero en realidad la gente no sabe nada de eso. Todos creen que conocen los efectos secundarios, como si la consumieran, pero no es así”.

De este modo, Luis Eduardo Sandí, director del Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), dio a conocer los resultados de una encuesta hecha en julio pasado, a 800 adultos de todo el país, sobre la percepción de la marihuana.

Según tal estudio, el 90% de las personas dijo conocer la marihuana y el 75% afirmó estar al tanto de los efectos secundarios de su consumo. Sin embargo, cuando se les preguntó, no supieron detallar las consecuencias del uso de esta sustancia.

“Vimos cosas contradictorias. Por un lado, las personas tienen la percepción de que la marihuana posee menos efectos secundarios que el tabaco y el alcohol, pero también dicen que no les gusta estar cerca de alguien que consuma esta droga y que no confían en quienes la consumen”, manifestó Sandí.

El informe reveló que el 60% de los entrevistados no quiere estar cerca de una persona que tenga el hábito de fumar marihuana y ese mismo porcentaje dijo no confiar en ellos.

Sandí, quien es psiquiatra especialista en adicciones, también indicó que, de acuerdo con lo revelado por el estudio, las personas que consumen esta droga son estigmatizadas, lo cual también pasa con quienes toman alcohol.

“Solo un 10% de quienes consumen esta sustancia presenta adicción. Los demás, hacen un consumo ocasional, pero quienes son adictos tienen una enfermedad que debe tratarse”, explicó.

No es planta medicinal. Durante la presentación de la encuesta, se discutió también el uso medicinal del cannabis.

“Sí hay componentes de la marihuana que pueden resultar medicinales en algunos casos, pero no todos. No es una planta medicinal, solo parte de sus compuestos lo son. Por lo demás, es una planta psicoactiva que puede causar mucho daño, especialmente a los adolescentes”, recalcó Sandí.

Esta es una opinión similar a la expresada la semana anterior por Dennis Petro , médico estadounidense especialista en neurología y cannabis medicinal:

“El cannabis es medicina de gran ayuda en muchos males específicos. No es para toda enfermedad; ninguna medicina es para todas las enfermedades: la penicilina solo sirve como antibiótico, de igual forma, el cannabis debe tener indicaciones específicas para tratar una enfermedad; usted no puede decir: ‘Estoy enfermo y voy a darme esta dosis’”, manifestó.

“El cannabis medicinal no se fuma. Puede inhalarse con un vaporizador similar al que se utiliza con medicamentos para el asma, o bien, en pastillas”, agregó.

Sandí recordó que las personas que usan la marihuana medicinal en otros países, lo hacen cuando ya los tratamientos convencionales no les funcionan.