Cada uno come 156 kilos de frutas y 117 de verduras por año; se aconseja 146

Por: Irene Rodríguez 11 mayo, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Años de insistir en la importancia de comer frutas y verduras empiezan a arrojar resultados en el país. El informe Tendencias del consumo de frutas, hortalizas, pescado y mariscos, del Programa Integral de Mercadeo Agropecuario (PIMA), señala que muchos ticos ya alcanzaron la meta del consumo anual de frutas.

Además, el consumo de verduras aumentó, pero todavía hace falta para llegar a la meta ideal.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona debe ingerir cinco porciones de frutas y verduras al día. Si se ve la cantidad anual, los mayores de 15 años deberían comer 146 kilogramos de cada alimento.

El sondeo, realizado en 1.776 familias de todo el país, indica que el tico consume en promedio 156 kilos de frutas y 117 de verduras.

En ambos casos la ingesta subió. En el estudio del 2010 se hablaba de 136 kilos anuales de fruta, pero esto no alcanza la cifra vista en 2002 de 168 kilos anuales.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

En las hortalizas, se pasó de 100 kilos por persona por año, a 117.

“El consumo estuvo bajando, y eso nos preocupaba, pero la tortilla se dio vuelta, al punto de alcanzar el consumo recomendado en frutas. En hortalizas nos falta trabajo; a la gente le cuesta más comer verduras, pero vamos por buen camino”, dijo Patricia Cordero, coordinadora del informe.

“Todavía queda trabajo por hacer. Mucha gente respondió en la categoría 'a veces', esto puede significar cosas muy variables, pero el hecho es que el consumo de frutas y hortalizas debe ser algo habitual”, añadió.

Para los expertos, es una señal positiva, pues son muchos los nutrientes en las frutas y verduras.

Un estudio hecho en 2011 por la OMS y la Organización de Alimentación y Agricultura de Naciones Unidas (FAO) indicó que si se ingiriera el número necesario de estos alimentos, se evitarían 1,7 millones de muertes al año.

“La ingesta insuficiente de frutas y verduras causa 19% de tumores gastrointestinales, 31% de cardiopatías y 11% de derrames cerebrales”, afirma el informe.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

No obstante, nutricionistas aclaran que muchos ticos no buscan comer frutas y hortalizas.

“Son vitales: aportan variedad y cantidad de vitaminas y minerales, hidratan el cuerpo, ayudan al sistema digestivo y quitan el deseo de comer algo dulce; pero es muy común oír de gente que no soporta el sabor de las frutas”, explicó la nutricionista Andreína Alvarado.

¿Qué se consume más? La fruta favorita de los costarricenses es el banano; a esta le corresponde el 14% de todo el consumo nacional. Le sigue la papaya, con 11%, la naranja, con 10,6%, la piña, con 10,3%, y la manzana y la sandía, con 9,7% y 7% respectivamente.

En las hortalizas, el ganador es el tomate, con 12,7% de la ingesta total, seguido de la papa, con 12,2%, repollo (8,7%), zanahoria (7,6%), lechuga (7,5%) y chayote (6,2%).

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

“Son cosas en las que no se ve variación con otros años, casi siempre el banano y el tomate han sido los favoritos de los ticos. Son productos fáciles de encontrar y que no representan dificultad para consumirse”, señaló Cordero.

El informe también señala puntos negros: “Hay muy poca variedad. Normalmente; siempre se comen las mismas frutas y hortalizas, y eso da muy poca variedad de nutrientes”, manifestó Codero.

El color de las frutas va más allá de un atractivo. Las sustancias que les dan color poseen propiedades que ayudan a mejorar la presión arterial y evitan males cardiovasculares e hipertensión o dan la capacidad de regenerar células; otras ayudan a la cicatrización o poseen antioxidantes que previenen obesidad y fortalecen los huesos.

“A veces nos acostumbramos a una fruta porque nos gusta, porque es fácil de llevar a todo lado o porque creemos que es la que tiene más nutrientes, pero para tener más nutrientes tenemos que variar lo que comemos”, recalcó Alvarado.

Cordero y Alvarado coinciden en que la ventaja de las frutas es que pueden prepararse de varias formas, como batidos o refrescos.