Ingesta de frutas y verduras pasó de 22% a 34% entre 2010 y 2014; fumado de 14% a 13% y sedentarismo de 51% a 45%.

Por: Irene Rodríguez 8 diciembre, 2015

Un costarricense más consciente de su salud y que come más frutas y verduras hace más actividad física, fuma menos y tiene menos consumo nocivo de licor. Ese fue el perfil que se encontró la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en la segunda encuesta de factores de riesgo cardiovascular.

Al comparar los datos con la encuesta anterior de 2010, se ve que la ingesta de frutas y verduras subió de un 22,3% a 33,9%, el sedentarismo o inactividad física bajó de un 50,9% a 44,6% y el fumado de un 14,2% a un 13,3%. Por su parte, el consumo excesivo de licor descendió casi cuatro puntos porcentuales al pasar de 39,2% a 34,8%.

Ejercicio y buen humor. Quienes asistan al festejo podrán disfrutar de una sesión de aeróbicos gratuita. Jorge Castillo.
Ejercicio y buen humor. Quienes asistan al festejo podrán disfrutar de una sesión de aeróbicos gratuita. Jorge Castillo.

"Esas son buenas noticias, que hasta podríamos calificar con una carita feliz, pero todavía tenemos que trabajar más. Comienza proponiéndose quitar el salero de la mesa, comer en volúmenes más pequeños y hacer metas concretas con el ejercicio. Es mejor comenzar con 15 minutos al día e ir aumentando poco a poco, que correr una hora el lunes y que el resto de la semana le duela todo o este muy cansado para seguir", aseguró María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la CCSS.

Esta buenas noticias aún no se ven reflejadas en los índices de sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicas. Aún es muy pronto para ver resultados.

Así, la diabetes subió de 9,5% a 10%, la hipertensión se mantuvo en 31%, los niveles de colesterol anormales pasaron de 12,6% a 13,7%, los triglicéridos de 44,8% a 45,8%, el sobrepeso de 36,1% a 36,8% y la obesidad pasó de 23% a 29,4%.

"La gente que hoy tiene sobrepeso, hipertensión o diabetes, es el resultado de lo que hicieron hace cinco o diez años. Lo que cuidamos hoy no va a tener efectos si no hasta unos cinco años después en términos de salud pública" explicó el epidemiólogo, Roy Wong, quien coordinó el estudio.

La encuesta tomó en cuenta a 3.409 personas mayores de 19 años de todo el país. Fue realizada de junio a setiembre de 2014, a todas las personas se les hicieron mediciones de peso, talla y circunferencia abdominal, también se les tomó la presión arterial y se les hicieron exámenes de sangre para determinar sus niveles de colesterol y triglicéridos.

La siguiente fase del estudio consiste en un análisis más detallado según grupos de edad y zona geográfica y estaría listo a finales de enero.

Etiquetado como: