Por: Irene Rodríguez 17 agosto, 2016

¿Cuán activos, sexualmente hablando, son nuestros colegiales? Aunque muchos podrían decir que bastante, la verdad es otra. De acuerdo con la última investigación de la Clínica del Adolescentes del Hospital de Niños, solo el 21% de los estudiantes de secundaria acepta haber iniciado su vida sexual.

Cuando se analiza lo que sucede exclusivamente en la Gran Área Metropolitana (GAM), el porcentaje baja a un 16%, mientras que sube a un 26% en el caso de los estudiantes de Guanacaste, Puntarenas y Limón (GPL).

“Muchas veces, uno tiene la idea de que todos los muchachos de colegio tienen relaciones sexuales, pero no. De hecho, es una minoría de los colegiales los que son sexualmente activos. Pareciera que estar en el sistema educativo les ayuda a retrasar el inicio de la actividad sexual”, dijo Olga Arguedas, directora del Hospital de Niños.

Ahora bien, la mitad de quienes aceptaron haber tenido ya experiencias sexuales, confesó que ese primer encuentro ocurrió entre los 13 y lod 15 años, y un 23%, entre los 16 y 18 años.

“Estos resultados nos reafirman que la educación sexual debe comenzar desde la escuela”, afirmó Alberto Morales, coordinador de la Clínica del Adolescente.

Falta educación. El informe también indicó que tres de cada cuatro jóvenes utilizaban algún método anticonceptivo durante el acto sexual.

En ese sentido, el 66% dijo emplear el condón, mientras que el 6% se inclina por las pastillas o la inyección, y el 2%, por una combinación de ambos.

No obstante, sí hay algunos factores que preocupan a los investigadores. Por ejemplo, en términos generales, solo el 19% de los estudiantes tiene conocimiento acerca de los días fértiles de la mujer y el 21,5% posee información sobre las enfermedades de transmisión sexual, sus síntomas y prevención.

Asimismo, el 33% cree que sacar el pene de la vagina antes de la eyaculación sí evita totalmente un embarazo.