Por: Irene Rodríguez 27 octubre, 2014

Las frutas y verduras son parte vital de una alimentación saludable. Cinco porciones diarias de estos alimentos ayudan a mejorar salud cardiovascula y a alejar enfermedades como la diabetes, la hipertensión, el cáncer, los infartos y derrames cerebrales.

Sin embargo, en personas muy alérgicas a los alimentos, es vital poner atención a qué “comen” las frutas y verduras que van a consumir. En otras palabras, con qué tipo de sustancias se mantienen libres de plagas, o si hay algún antibiótico o preservante que se les incluye para mantenerlas por más tiempo.

Así concluye un estudio publicado en la revista Annals of Allergy, Asthma and Immunology. Sus autores, representantes de la Sociedad Estadounidense de Alergia y Asma aclaran que esto solo debe aplicarse en personas que tienen una alergia demostrada a ciertos alimentos, pues las personas que no las presentan no muestran estos problemas.

El reporte describe el caso de una niña de 10 años que presentó un shock anafiláctico luego de comer un pastel de arándanos azules. Este shock se caracteriza porque las vías respiratorias se contraen e impiden a la persona respirar con facilidad.

Las personas que son muy alérgicas a los alimentos son quienes deben estar más pendientes de la forma en que son tratados. | ARCHIVO
Las personas que son muy alérgicas a los alimentos son quienes deben estar más pendientes de la forma en que son tratados. | ARCHIVO

La menor no era alérgica a ninguno de los componentes del pastel. Tras examinar por semanas tanto a la niña como al pastel, los médicos vieron que el arándano había sido tratado con estreptomicina, un antibiótico que también es utilizado como pesticida en algunas frutas. La menor sí era alérgica a esta sustancia.

Reacción muy rara. Los autores son enfáticos en que este tipo de reacción alérgica es muy difícil de desarrollar; sin embargo, indican que quienes son muy alérgicos deben estar pendientes.

“Es una reacción alérgica muy rara”, comentó en un comunicado de prensa James Sublett, uno de los autores del documento. “No obstante, es algo sobre lo que los alergólogos y equipo de emergencias deben estar pendientes para poder ayudar mejor a quien tiene un shock anafiláctico”, dijo.

Para los especialistas, esta situación no implica que todos deban dejar de comer estos alimentos ni correr a pedir una lista de lo utilizado al tratar las frutas y verduras, pero sí que las personas con este tipo de alergias compren de preferencia alimentos orgánicos o si se es alérgico a alguna sustancia, advertirlo antes de comprar.

Etiquetado como: