Por: Alejandra Vargas M. 28 febrero, 2015

El estrés es una epidemia global y cotidiana y, ante eso, es urgente que las personas se dediquen un tiempo para disfrutar la paz y el silencio, manifestó la psicóloga Emilia Duarte.

Una de las actividades que nos podrían ayudar a encontrar esa calma es el cultivo de orquídeas, que para muchos tiene un poder curativo al mostrarnos cómo florece el esfuerzo diario en la belleza de estas flores.

Este pasatiempo permite a las personas con mucha tensión y ansiedad, hacer una pausa en su ajetreado día y disfrutar la serenidad, dijo la especialista.

Según Duarte, múltiples estudios publicados en revistas médicas coinciden en que la recreación en espacios abiertos tiene gran potencial para ayudar a disminuir el estrés, pues ayuda a las personas “a poner la cabeza en otra parte”.

“Yo puedo pasar horas después del trabajo observando las orquídeas que tengo. Me entretengo un montón con ellas y ese rato me da paz”, relató la madre de Duarte, Elizabeth Ruiz.

En exhibición. Quienes quieran descubrir el arte de la orquideología o ya son amantes de estas flores, este fin de semana trae algo especial: la 44.ª Exposición Nacional de Orquídeas.

El evento en la Antigua Aduana inició ayer y se extenderá hasta el domingo, con más de 2.000 especies de todo el mundo.

El horario es de 8 a. m. a 6 p. m. y el costo es de ¢2.500 (¢1.500 a adultos mayores). La organizan la Asociación Costarricense de Orquideología (ACO) y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Otra opción es visitar el Jardín de Guarias, en la Cocaleca de Palmares, Alajuela, donde las orquídeas viven en su hábitat natural.

Se ofrecen plantas a la venta y comidas. La entrada vale ¢2.000. Más información al 2452-0091.

Etiquetado como: