Cuando una persona puede observar y aprender de otros, se logra mejorar su capacidad técnica e, incluso, aumentar sus habilidades

Por: Carolina Ruiz Vega 20 noviembre, 2013
enseñar, maestros
enseñar, maestros

Las redes humanas y la capacidad de imitar a otros ha marcado una diferencia en la historia y es lo que explica por qué algunas culturas prosperan y otras desaparecen.

Así lo asegura un estudio de la Universidad de British Columbia, en el cual se muestra que, cuando una persona puede observar y aprender de otros, se logra mejorar su capacidad técnica e, incluso, aumentar sus habilidades.

Entre más “maestros” a quienes observar y de quienes aprender tenga una sociedad, más se puede mantener e incrementar la media de habilidades técnicas del grupo social en las futuras generaciones.

Por eso, a mayor tamaño de la población y mayor conexión social entre sus miembros, más se incrementa el conocimiento social. Ambas características son también cruciales para el desarrollo de tecnologías cada vez más sofisticadas, añade el autor principal del estudio, Michael Muthukrishna, en el sitio de la universidad.

Etiquetado como: