La posibilidad de divorcio en un adulto cae un 2% con cada hermano o hermana que tiene la persona, afirma estudio de la Universidad de Ohio

 13 agosto, 2013

Nueva York

Ocho son suficientes
Ocho son suficientes

Cuantos más hermanos tenga una persona, menos posibilidades tiene de divorciarse cuando sea mayor, sugiere un estudio presentado el martes en una convención de sociólogos estadounidenses en Nueva York.

En términos de divorcio, no tener hermanos o tener uno o dos no hace mucha diferencia, pero cuando el número aumenta, sí, afirmó Doug Downey, de la Universidad de Ohio.

"Cuando se comparan los hijos de familias numerosas con aquellas con un solo hijo, hay una brecha significativa en la probabilidad de divorcio", dice Downey en el estudio.

Utilizando datos de la Encuesta Social General (GSS, según sus siglas en inglés), Downey y otros investigadores calcularon que la posibilidad de divorcio en un adulto cae un 2% con cada hermano o hermana que tiene la persona.

Esto porque la dinámica familiar cambia con la suma de cada hermano, señala Donna Bobbitt-Zeher, coautora del estudio.

"Tener más hermanos significa más experiencia para tratar con otras personas, y eso parece dar ayuda adicional al lidiar con una relación matrimonial de adulto", agregó esta socióloga.

El GSS, una encuesta que recoge datos sobre características demográficas y comportamientos de los residentes en Estados Unidos, abarca entrevistas con 57.000 adultos en todo el país.

Etiquetado como: