9 febrero, 2015

Miami

Un tipo de insulina experimental "inteligente" que actúa por 14 horas ha mostrado avances en ratones y podría ser probada en personas con diabetes del tipo 1 en dos años.

El producto, conocido como Ins-PBA-F y desarrollado por bioquímicos de la Universidad de Utah, se activa a sí mismo cuando los niveles de azúcar se elevan, de acuerdo al estudio publicado en las actas de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense.

Las pruebas en ratones con diabetes del tipo 1 mostraron que una inyección puede "repetida y automáticamente hacer descender el nivel de azúcar en la sangre luego de que a los ratones se les haya suministrado una dosis de azúcar comparable con la que consumen a la hora de comer", dice el estudio.

La droga imita la forma en que los cuerpos de ratones comunes volverían a niveles normales de azúcar en la sangre después de comer.

"Es un avance significativo en la terapia con insulina", dijo el co-autor Danny Chou, asistente del profesor de bioquímica en la Universidad de Utah.

Las personas con diabetes deben medir sus niveles de insulina en la sangre con este aparato llamado glucómetro. | ARCHIVO
Las personas con diabetes deben medir sus niveles de insulina en la sangre con este aparato llamado glucómetro. | ARCHIVO

"Nuestro derivado de insulina parece controlar el azúcar en la sangre mejor que cualquier otra cosa disponible para pacientes con diabetes".

Las personas con diabetes del tipo 1 necesitan controlar contentamente su nivel de azúcar e inyectarse manualmente con insulina cuando la necesitan.

Cualquier error o lapso puede derivar en complicaciones que incluyen enfermedades cardíacas, ceguera o incluso la muerte.

Ins-PBA-F es una versión modificada químicamente de una hormona de origen natural.

Se diferencia de otros tipos de "insulina inteligente" en desarrollo que usan barreras basadas en proteínas como geles o revestimientos que inhiben la insulina cuando el nivel de azúcar en la sangre es bajo.

Las primeras pruebas en humanos podrían comenzar en dos a cinco años, luego de que se realicen más pruebas de seguridad de largo plazo en animales de laboratorio.

Etiquetado como: