Por: Irene Rodríguez 18 marzo, 2015

Los momentos que usted pasa fuera del trabajo son vitales para que goce de una buena salud mental y emocional.

Usted escoge el tipo de distracción: deporte, arte, amigos. | ARCHIVO
Usted escoge el tipo de distracción: deporte, arte, amigos. | ARCHIVO

Aunque sus ocupaciones no le dejen mucho tiempo libre, es vital que dedique parte de este en actividades recreativas.

Según la especialista en Psicología laboral Milena Ballestero, aprovechar aunque sea unos minutos en algún pasatiempo fuera de la faena diaria, es de beneficio para la salud emocional.

“No tiene que ser algo específico o que nos haga gastar dinero. Puede ser desde salir a caminar o a trotar por el barrio, hasta ir una noche al cine, o formar parte de un grupo o en la comunidad. También cuenta estar en un curso de algún idioma o arte o salir a tomar café con un amigo”, precisó Ballestero.

Para la experta, una de las medidas más importantes por tomar consiste en dedicar ratos a los seres queridos.

“Pasar con su pareja, con sus hijos o sus padres es importante. Puede ser que nada más estén viendo televisión o hablando por teléfono, no se necesita salir o planear vacaciones, nada más tener un momento para estar con esas personas. Eso inyecta energía”, afirmó la psicóloga.

Otro de los consejos de Ballestero es tener en el lugar de trabajo un espacio para algo que le gusta y así poder disfrutarlo durante la jornada laboral, ya sea una fotografía o, si es posible, escuchar su música favorita.

Las personas con depresión, ansiedad o que pasan por un momento difícil, también requieren de ese tipo de ambiente.