Por: Irene Rodríguez 20 enero, 2015

Aunque es responsabilidad de cada persona luchar por mejorar y mantener su salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Ministerio de Salud y la cartera de Educación Pública (MEP), entre otras entidades, pretenden aminorar el impacto de las enfermedades crónicas.

“La voluntad de una persona para comer bien y hacer actividad física se vuelve cuesta arriba si no tiene las facilidades en su ambiente”, afirmó Margarita Claramunt, coordinadora de la Comisión Nacional de Enfermedades Crónicas y Obesidad.

“Acabamos de publicar la estrategia nacional que incluye nueve metas que van enfocadas no solo hacia actividad física y dieta, sino también hacia tener espacios para hacerlo. No solo a atención, también a promoción de la salud”, añadió.

Esa propuesta nacional comprende desde el tener espacios para realización de actividad física (como los gimnasios al aire libre en parques públicos) hasta el diseño de estrategias de información y educación para la población, además de mejorar la oferta de opciones de comida sana en los pueblos.

“Tomamos en cuenta la salud mental. La depresión, la ansiedad y el estrés golpean la salud de una persona. Otro punto importante es recordarle a los padres que su ejemplo puede llevar a sus hijos a una vida saludable”, concluyó Margarita Claramunt.