220 pequeños hospitalizados esperan el tradicional encendido, que será a las 6 p. m. de este jueves. Actividades arrancarán desde las 3 p. m.

Por: Irene Rodríguez 6 diciembre
Denzel Mena Zuñiga (en la silla de ruedas) y Luis Fonseca están internados en el Hospital Nacional de Niños y ya están listos para ver por primera vez el árbol iluminado / Fotografía: John Durán
Denzel Mena Zuñiga (en la silla de ruedas) y Luis Fonseca están internados en el Hospital Nacional de Niños y ya están listos para ver por primera vez el árbol iluminado / Fotografía: John Durán

Luis Alejandro Fonseca, de 10 años, ingresó este miércoles al Hospital Nacional de Niños para someterse mañana jueves a una cirugía. Desde hace dos años tiene epilepsia refractaria, que no responde a los medicamentos para tratarla, por lo que se le colocará un marcapasos vagal para evitar sus crisis.

A pesar de que ingresará al quirófano, este vecino de Santa Cruz de Guanacaste tiene en la mente algo que lo llena de ilusión y lo anima: al caer la tarde de este jueves, y ya fuera de los efectos de la anestesia, podrá disfrutar la tradicional iluminación del árbol de Navidad de este centro médico.

"Será la primera vez que lo vea 'en persona', 'en la vida real' y no por tele", manifestó el menor con entusiasmo.

El pequeño contó que la iluminación lo motiva a reponerse de la cirugía lo más pronto posible para verlo y a disfrutar de las luces.

Él no es el único. Denzel Mena, de nueve años, cumplió el sábado pasado una semana de estar internado después de un accidente en motocicleta y la iluminación del árbol también le parece algo reconfortante.

"Es la primera vez que lo voy a ver en persona. De la emoción hasta siento nervios. Ya quiero que llegue el momento", relató desde su silla de ruedas.

La Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) es la encargada de colocar todas las luces navideñas. / Fotografía: John Durán
La Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) es la encargada de colocar todas las luces navideñas. / Fotografía: John Durán

Junto con ellos, otros 218 menores vivirán desde sus camas y los balcones del centro médico uno de los eventos más importantes que marca la llegada de la época navideña. Otros aprovecharán una cita médica para quedarse hasta la noche y disfrutar del encendido.

Las enfermeras del centro médico dan fe de que esta actividad da alegría a los pequeños que se encuentran hospitalizados. Incluso, muchos que ya están listos para ser dados de alta un día u horas antes piden quedarse para disfrutar del espectáculo.

Trabajadores también esperan evento

La fiesta de luz no es solo para los menores. Los funcionarios del centro hospitalario también pasan todo el año esperando esta fecha.

Denney Artavia, subdirectora administrativa del hospital, tiene 39 años de laborar en diferentes departamentos de esa institución, y asegura que solo se ha perdido este evento dos veces, una de ellas, cuando se encontraba disfrutando de la licencia de maternidad de su hija menor, quien nació en los primeros días de enero.

Este es el árbol de Navidad natural más grande del país: mide 20 metros de altura.

"Es un acto muy simbólico, ya uno se siente oficialmente en Navidad cuando llega. He vivido las diferentes etapas de esta actividad y no me la pierdo. Yo salgo del trabajo a las 4 p. m., pero no me es posible irme, siempre me emociona como la primera vez", aseguró.

Carlos Jiménez, subdirector del hospital opina igual: "es parte de la tradición de los costarricenses. Yo lo sigo viviendo todos los años, y todos los años vemos personas que se acercan al hospital solo para ver el árbol, aunque sea desde la calle".

22.000 bombillas de cuatro colores diferentes y 5.000 puntos de luces led engalanarán al árbol de Navidad del Hospital de Niños/ Fotografía: John Durán
22.000 bombillas de cuatro colores diferentes y 5.000 puntos de luces led engalanarán al árbol de Navidad del Hospital de Niños/ Fotografía: John Durán
Tecnología led engalana árbol

El alumbrado del tradicional árbol lo hacen posible cerca de 22.000 luces de los colores azul, rojo, amarillo y verde. También unos 5.000 puntos de luz led, que aportan seguridad y eficiencia a esta decoración.

Esta iluminación se se empezó a poner desde el pasado 6 de noviembre, pues el trabajo es arduo.

Desde el comienzo de esta tradición –en 1964–, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) dona el alumbrado. Son más de 2.000 metros de cable eléctrico. Nunca han revelado el monto invertido, pues lo consideran un regalo para el pueblo costarricense.

La iluminación como tal se da a las 6 p. m., pero desde las 3 p. m. comienzan las actividades dedicadas a toda la familia.

Villancicos, presentación de payasos y un pasacalles serán parte de la celebración.

Por motivos de seguridad, solo 750 personas podrán ingresar a los jardines de centro médico. Sin embargo, se habilitarán pantallas en las afueras para quienes deseen verlo desde las calles.

"Tenemos un protocolo junto con la Dirección General de Tránsito por si un vehículo de emergencias tuviera que ingresar y así garantizar la atención oportuna", destacó Jiménez.

A las personas que deseen ingresar se les pide llevar un juguete no bélico nuevo o en muy buen estado para entregarles a los menores que pasarán internados durante Nochebuena y Navidad. Esta entrega se realizará el 22 de diciembre en horas de la mañana.

El árbol de Navidad del Hospital de Niños se ilumina todos los años desde 1964 / Fotografía: John Durán
El árbol de Navidad del Hospital de Niños se ilumina todos los años desde 1964 / Fotografía: John Durán
54 años de historia

Este festejo de luz nació con el mismo hospital. Precisamente, en 1964, cuando el centro médico estaba recién construido, Marta Montis de Martínez, una dama voluntaria quiso tener un árbol de Navidad que no solo alegrara a los menores internados, si no a todo el pueblo de Costa Rica. Fue así como se decidió plantar un árbol en el jardín del hospital.

La tradición se mantiene y la iluminación se da todos los primeros jueves de diciembre a las 6 p. m. Pero hoy esta fiesta no incluye solo al alumbrado; ahora combina luces, música, bailes, personajes infantiles y otros espectáculos.

Otras cosas han cambiado con el tiempo, como una menor cantidad de luces (por ejemplo, en el 2009 eran 34.000 bombillos, hoy son 12.000 menos y dentro de ellos hay 5.000 puntos con tecnología led).

Este es el árbol de Navidad natural más grande del país: mide 20 metros de altura. Este es el árbol de Navidad natural más grande del país: mide 20 metros de altura. Los costarricenses podrán verlo iluminado hasta el 6 de enero.