Él será uno de los expositores del TEDx Pura Vida Educación 2017

Por: Irene Rodríguez 2 febrero
Manuel Chaves es orientador y su exposición en el TEDx Pura Vida Educación 2017 será acercar del 'bullying' o matonismo.
Manuel Chaves es orientador y su exposición en el TEDx Pura Vida Educación 2017 será acercar del 'bullying' o matonismo.

Manuel Chaves Quirós comenzó estudiando Ingeniería Industrial pero poco después cambió su rumbo profesional y hoy es orientador. La razón: "algo" dentro de él lo impulsó a ayudar a otras personas.

Parte de "ese algo" tiene que ver con que de niño fue víctima de bullying o matonismo y ahora lucha para que sus estudiantes en la Escuela Laboratorio Emma Gamboa en Montes de Oca, no lo sufran.

"Cuando yo estaba en primaria había chiquillo unos años mayor que yo. A él me lo encontraba cuando iba caminando a la escuela y me agredía para robarme la plata de mi almuerzo. Eso pasaba casi todos los días y a mí hasta que me sudaban las manos donde lo veía aunque fuera a 100 metros de distancia. Hasta respiraba aliviado cuando no estaba", recordó Chaves.

"Este chico matón no paró. Se convirtió en delincuente. Luego supe que había muerto asesinado. Ahora, cuando veo para atrás, siento que en medio de toda su rudeza y violencia, su mirada era de tristeza. ¿Qué había detrás de todo el matonismo? ¿Sufría violencia en otros lados? ¿Cómo era su vida familiar? Tal vez si eso se hubiera atendido otra habría sido su historia", agregó.

Motivado por esa experiencia personal, hoy, desde su trabajo, ayuda a los niños y jóvenes a convivir entre ellos, respetar sus diferencias y ser fieles a los derechos y deberes que genera cada relación con sus compañeros. En la escuela donde trabaja, no se ha visto un solo caso de bullying como tal en 20 años.

¿Cómo lo logra? Este es precisamente el tema que Chaves tratará en el TEDx Pura Vida ED 2017, que se celebrará el próximo 1 de marzo en el Anfiteatro Coca-Cola de Parque Viva a partir de la 1:30 p. m.

Chaves conversó con La Nación sobre este tema. Este es un extracto de lo que dijo.

¿Hay algún secreto para que un centro educativo este libre del bullying?

Lo primero aquí sería aclarar qué sí es bullying y qué no lo es. El problema es que ahora usamos la palabra bullying para todo. Hasta cuando alguien bromea con nosotros le decimos que nos está haciendo bullying, y eso desvirtúa la situación.

Ahora muchos califican cualquier crisis de personas como bullying y eso no es así. Que cualquier diferencia a la hora de jugar también lo es, cuando no es así.

Recuerdo el caso específico de un niño de ocho años que decía que nadie quería jugar con él y que se burlaban y lo rechazaban. Lo que hicimos fue observar sus juegos sin que él y sus compañeros se percataran. Y vimos que sí, el niño efectivamente quería jugar, y sus compañeros sí lo aceptaban, pero cuando trataba de seguir las reglas que todos habían acordado, este chico no las cumplía, y ahí era donde estaba el problema. Eso no es bullying.

En el colegio ya hemos tenido que explicarle a papás que una sola zancadilla cuando se está jugando no es bullying.

¿Y qué sí es bullying?

Para que algo sea calificado como bullying hacen falta tres requisitos: el primero es que sea intencional, el victimario o victimarios sí quieren provocarle daño a la víctima o que esta pase un mal rato.

El segundo requisito es que debe haber una desigualdad de poder en la que la víctima se sienta vulnerable. Quien agrede debe ser mayor, o más grande, más fuerte o debe ser más de uno y actuar junto con otras personas, o tener una personalidad que haga sentir en desventaja a la otra persona. Por eso es que es más frecuente observar que el victimario es mayor que la víctima.

Finalmente, debe el bullying debe ser sostenido en el tiempo. No puede ser un caso aislado, si no algo que se repita con diferentes intensidades durante un espacio de tiempo, no tiene que ser muy largo, pero usualmente son situaciones que pasan años sin denunciarse.

El 80% de las situaciones de bullying no se denuncian. Especialmente en el caso de los hombres víctimas, donde el machismo que todavía se vive en sociedad los impulsa a callar.
El 80% de las situaciones de bullying no se denuncian. Especialmente en el caso de los hombres víctimas, donde el machismo que todavía se vive en sociedad los impulsa a callar.

¿Por qué no se denuncian?

El 80% de las situaciones de bullying no se denuncian. Especialmente en el caso de los hombres víctimas, donde el machismo que todavía se vive en sociedad los impulsa a callar.

Además, difícilmente un acto de matonismo se va a realizar frente a un profesor o un padre de familia, los victimarios saben cómo hacer las cosas.

Por otra parte, los compañeros que ven esas situaciones callan, porque tienen miedo a que si denuncian puedan volverse víctimas.

¿Cuáles consecuencias puede tener esta situación de manera directa para la víctima y de forma indirecta para los compañeros?

En quien recibe las agresiones podemos encontrar bajar autoestima, alto grado de estrés, dificultad para establecer relaciones de confianza con los demás, aislamiento y también pueden presentarse reacciones psicosomáticas, por ejemplo, gastritis.

Para quienes observan estas situaciones podemos ver temor a recibir represalias si denuncian, ansiedad, disminución en su capacidad de sensibilización y empatía. Los observadores también pueden llegar a ser futuras víctimas, pues ven a los agresores como si tuvieran mayor poder.

¿Hay un perfil de personas que tiendan a cometer más este tipo de agresiones?

Para muchos es una máscara, una estrategia de supervivencia, muchos viven violencia en su hogar o sufren bullying (o aprendieron cómo ejercerlo) en el barrio o en un centro educativo donde estuvieron antes, o con familiares de su misma edad.

Algunos son niños o adolescentes diagnosticados con algún compromiso psiquiátrico o a nivel de su neurodesarrollo (como déficit atencional, autismo, ansiedad, etcétera), podrían mostrar dificultades en la relación con los demás. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con una inclinación para hacer daño a otros y no puede usarse como justificación.

El centro educativo donde usted trabaja no ha registrado casos de bullying, ¿cómo se logra?

Desde antes de que yo llegara a trabajar allá (hace nueve años) se tiene todo un programa. Doña Emma Gamboa, la fundadora de esta escuela, creía mucho en que la mejor forma de aprender era a través de la vivencia de experiencias y de la convivencia con los demás.

Tenemos un sistema en el que, al inicio de cada año lectivo, a los chicos mayores, de 12 años, se les asigna un ahijado de cinco años, que recién viene entrando a la institución. Primero se les hace una fiesta de bienvenida a los de cinco años y a lo largo del curso lectivo se realizan varias actividades, que concluyen con una fiesta de despedida para los de 12 años que van para el colegio.

Esto despierta el ver al otro de otra forma. Hay más empatía, se valoran más las diferencias. Se hace mucha unidad, al punto de que varios exalumnos regresan aquí después de graduarse de la escuela para ver cómo está su ahijado o ahijada.

El autoestima dañada es una de las principales secuelas que enfrentan las víctimas del bullying.
El autoestima dañada es una de las principales secuelas que enfrentan las víctimas del bullying.

¿Y en casos de sospecha de bullying cómo se hace?

Primero se habla con las dos partes, también con sus padres. Luego se les observa sin que ellos se percaten en sus ratos de recreo y ocio, que es cuando pueden darse las actitudes violentas. Hasta el momento no hemos visto casos que califiquen dentro del bullying.

¿Qué señales puede ver un papá para sospechar que su hijo sufre por el matonismo?

Las familias deben observar el comportamiento de los niños y adolescentes, estar siempre cerca de ellos, así les será más fácil detectar las señales. ¿Hay cambios de humor abruptos? ¿Ha dejado de jugar o de comer? ¿Duerme bien? ¿Se aísla? Muy importante: hablen con sus hijos y recuérdenles que pueden confiar en ustedes y en sus maestros, y que si alguien los agrede, que denuncien.

A los padres y a los maestros se les aconseja: si un chico les dice que está sufriendo algún tipo de agresión, créanle. Si lo cuenta es por algo. Hágale ver que no está solo, es importante que se sienta acuerpado, ese es el primer paso para restaurar su autoestima. En casos de bullying, el primer trabajo es con el autoestima del afectado.

¿Qué señales pueden detectar los padres para saber más que su hijo puede ser el agresor?

Esto a veces es más difícil porque no todos los chicos muestran estas señales en casa. Muchas veces son las mismas señales que se ven en los niños agredidos.

Además, a muchos papás les cuesta aceptar que su hijo hace bullying, muchos lo justifican y dicen: "mi chiquito pega porque lo están provocando".

El decirle a los hijos "no se deje, defiéndase" puede ser contraproducente. Mientras en la escuela se aboga por el diálogo, por respetar las diferencias y crear consensos, si en casa el papá le dice "defiéndase con golpes" se trae abajo el trabajo hecho en el centro educativo.

¿Cómo trabajar el tema en los adolescentes? Muchos ven el problema y callan por miedo.

Es sumamente importante que nuestras instituciones determinen espacios para hablar del tema. Que ellos puedan convivir con chicos diferentes en edad, en formas de pensar, en apariencia. Establecer con ellos los derechos y los deberes de cada relación.

No podemos ver como algo chistoso el que otra persona sufra, se les debe trabajar habilidades para la vida que a la larga le pueden abrir las puertas de trabajos en unos años.

Para escucharlo hablar

Manuel Chaves estará este 1 de marzo en el TEDx Pura Vida ED 2017, en el Auditorio Coca-Cola de Parque Viva en La Guácima, Alajuela. El evento comienza a la 1:30 p. m.

Puede comprar su entrada en el sitio web www.tedxpuravida.org. Hay disponibles tres localidades: preferencial o VIP, luneta y gradería.

El costo para este día es de $150 (preferencial) y $75 (gradería). La luneta está agotada.

Al adquirirlas, en el formulario aparecerá una casilla llamada "Utilizar cupón de descuento", escriba ahí la leyenda LaNacion15 y obtenga una rebaja del 15%.

El costo de las entradas en luneta y gradería contempla un coffee break en el Centro Kölbi de Parque Viva. Quienes adquieran preferencial, disfrutarán de este beneficio en un área tipo lounge patrocinada por Credomatic.

Quienes lleguen en carro, tendrán parqueo disponible por un monto de ¢3.000.

Adicionalmente, habrá servicio de buses. Las unidades, con aire acondicionado y asientos reclinables, salen de la Sabana, frente al sector donde se ubican las piscinas. El costo, ida y vuelta, será de $8.

Como las jornadas se inician a la 1:30 p. m., es posible comprar almuerzo. Lo puede hacer en el momento en que adquiere las entradas, a un precio de $6, y el propio día, en Parque Viva, por $10.

Por la tarde habrá food trucks (camiones de comida rápida) con diversas opciones.

Consulte la lista de expositores completa y más información sobre el TEDxPuraVida en: www.tedxpuravida.org.