8 mayo, 2015

Ginebra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió este viernes que los países e instituciones adopten mejores prácticas para dar nombre a nuevas enfermedades infecciosas y evitar así efectos negativos sobre naciones, economías o pueblos.

"En los últimos años han surgido varias enfermedades infecciones humanas nuevas y el uso de nombres como 'gripe aviar' o 'Síndrome Respiratorio de Oriente Medio' ha tenido un impacto negativo involuntario al estigmatizar a ciertas comunidades o sectores económicos", dijo el director general adjunto de la OMS, Keiji Fukuda.

Pidió no tratar esta cuestión de manera trivial porque se trata de algo que realmente tiene consecuencias sobre las personas y países afectados.

"Hemos observado que los nombres de ciertas enfermedades provocan una reacción violenta contra miembros de comunidades étnicas o religiosas específicas, crean barreras injustificadas para los viajes, el comercio y llevan al sacrifico innecesario de animales destinados al consumo", explicó.

Las enfermedades frecuentemente son "bautizadas ” fuera de la comunidad científica y una vez que su nombre se ha difundido a través de internet es muy difícil cambiarlo.

La gripe aviar afecta a las aves, aunque tiene suficiente potencial como para infectar a distintas especies de mamíferos, incluidos el ser humano, el cerdo y el gato doméstico.
La gripe aviar afecta a las aves, aunque tiene suficiente potencial como para infectar a distintas especies de mamíferos, incluidos el ser humano, el cerdo y el gato doméstico.

Por ello, la OMS pidió a quien sea que informe sobre una nueva enfermedad que, desde el primer momento, utilice un nombre que sea apropiado desde el punto de vista científico y socialmente aceptable.

La OMS indicó que "la mejor práctica es que el nombre de la enfermedad consista en términos descriptivos genéricos y se base en los síntomas que provoca".

En un segundo momento se puede adaptar o ampliar el nombre, una vez que se cuenta con información sobre cómo se manifiesta el mal, si afecta a grupos poblacionales concretos o surge en una temporada determinada del año.

El llamamiento de la organización sanitaria pide también evitar nombres relacionados con localizaciones geográficas, como la gripe española, la fiebre del Valle del Rift o el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio.

Igualmente, recomienda se eviten nombres relacionados con especies animales, como gripe aviar o gripe porcina.