Por: Alejandra Vargas M. 20 mayo, 2015

Con el objetivo de reaccionar de forma mucho más expedita y efectiva ante brotes de enfermedades –como el ébola– o emergencias sanitarias –como inundaciones o guerras– , la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó esta semana un fondo de contingencia de $100 millones (unos ¢5.400 millones).

Margaret Chan, directora general de la OMS. | EFE
Margaret Chan, directora general de la OMS. | EFE

“Necesitamos un mecanismo descentralizado para que los proveedores de servicios sanitarios estén cerca de la gente que los requiere, pero el reto es la coordinación, que la información fluya de abajo hacia arriba y viceversa” , explicó Margaret Chan, líder de la OMS.

Chan se refirió a la prensa en el marco de la Asamblea Mundial de OMS, instancia compuesta por 190 países, que se reúne desde el lunes hasta el 26 de mayo, en Ginebra.

El encuentro de autoridades de estos países pretende adoptar una serie de resoluciones sobre política sanitaria.