Padres no revisan la boca de sus hijos ni velan por correcto lavado dental

Por: Irene Rodríguez 26 junio, 2015

La mayoría de los niños costarricenses no sabe cómo lavarse los dientes ni cuidar sus encías.

A esta conclusión llega un estudio hecho en el 2014 por el Sistema de Vigilancia Epidemiológica en Odontología (Siveo), de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en el que participaron 80.071 asegurados.

“Cepíllese los dientes delante de su hijo, que lo vean cómo es, que vean que usted también lo hace, y guíelos para que ellos se los laven correctamente”, aconsejó Rolando Meléndez, coordinador de Odontología de la CCSS.

El análisis señala que cuanto menor es la persona, mejor es su salud bucodental. Una de las razones es que la mayoría de las enfermedades toman varios años en desarrollarse, y por ello, los menores no presentan tantas caries ni enfermedad en las encías.

Los datos señalan, además, que la posibilidad de tener caries y enfermedad periodontal es mayor antes de los 13 años de edad, disminuye levemente de los 20 a los 45 años, y tiene su punto más bajo en los mayores de 60 años. En este sentido, debe tomarse en cuenta que muchas personas mayores ya tienen amalgamas o calzas en sus dientes o pueden tener piezas artificiales.

El lavado de dientes es fundamental y debe hacerse después de cada comida, aunque sea solo una merienda. | ARCHIVO
El lavado de dientes es fundamental y debe hacerse después de cada comida, aunque sea solo una merienda. | ARCHIVO

Asimismo, la pérdida de dientes o muelas se incrementa en forma gradual a partir de los 13 años y hasta los 45. Los adultos mayores son quienes tienen mayor riesgo de pérdida dental.

¿Qué hacer? Los especialistas recuerdan la importancia de lavarse los dientes después de cada comida, usar el hilo dental a diario y visitar el odontólogo una vez cada seis meses. Hay otros consejos importantes. Por ejemplo, el cepillo debe ser de cerdas suaves y hay que cambiarlo cada tres meses.

Además, recuerdan los expertos, tras terminar una comida, no deben pasar más de 10 minutos sin lavarse los dientes, pues luego de este tiempo, la acidez –producto de los alimentos ingeridos– eleva el riesgo de que entren en acción las distintas bacterias.