La menor nació con una deformidad que le hace utilizar este tipo de dispositivo. Ahora hasta podrá aprender a andar en bicicleta.

Por: Irene Rodríguez 21 diciembre, 2017
Mary Paz Campos Martínez recibió como regalo navideño una nueva prótesis que le permitirá mover su rodilla y aprender a andar en bicicleta. Foto: CCSS para LN
Mary Paz Campos Martínez recibió como regalo navideño una nueva prótesis que le permitirá mover su rodilla y aprender a andar en bicicleta. Foto: CCSS para LN

Mary Paz Campos Martínez nació hace tres años con una malformación que impidió el crecimiento normal de su pierna derecha.

Al cumplir un año, a esta vecina de Palmar de Osa se le colocó una prótesis fija, que le daba movilidad, pero no la flexibilidad suficiente.

Pero este jueves recibió un regalo navideño por adelantado: en el Taller de Prótesis y Ortesis de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), le entregaron una nueva prótesis que se coloca a nivel del fémur y le ayudará a brincar, jugar bola y mejorar su marcha.

La flexibilidad que le da esta prótesis le permitirá cumplir uno de sus sueños: aprender a andar en bicicleta.

Los técnicos comenzaron la confección de este dispositivo hace aproximadamente un mes. Las prótesis infantiles tienen una particularidad: los funcionarios de la CCSS le pintan a sus personajes preferidos.

Mary Paz escogió a Shimmer and Shine, su fábula favorita. Se trata de una serie animada de dos personajes que conceden los deseos de su mejor amiga.

Una prótesis infantil como esta tiene un valor de ¢550.000, las de adultos rondan el millón de colones.

Más beneficiados

La prótesis de Mary Paz es la número 2.117 que elaboraron durante este año los funcionarios del Taller de Prótesis y Ortesis de la CCSS.

Mabellín Guzmán Amador, directora del taller, aseguró que la mayor parte de las prótesis que se confeccionan son para pacientes cuya edad oscila entre los 20 y los 60 años. En su gran mayoría, los usuarios son diabéticos y personas con lesiones en las extremidades inferiores producto de accidentes de tránsito.

Las prótesis son confeccionadas por 10 funcionarios que diariamente pasan moldeando, tomando medidas y ajustando cada dispositivo para que pueda funcionarle al paciente de la mejor manera posible.