Vigile cambios en color, forma, tamaño y aparición de lunares nuevos

 22 mayo, 2014

"Dése vida, conózcase la piel", dijo Aida Lara, dermatóloga de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

"Conozca sus lunares, manchas y pecas. Examínelos, sepa dónde están y cómo son, y si cambian, dígale a su médico", añadió.

La revisión constante de lunares es vital para la detección temprana del cáncer
La revisión constante de lunares es vital para la detección temprana del cáncer

El llamado lo hacen especialistas de la Caja Costarricense del Seguro Social con motivo del Día Mundial contra el Melanoma –cáncer de piel más agresivo–, que se celebra este viernes.

Este cáncer se detecta una vez cada tres días. Cada mes, mueren tres personas por esta causa.

"Este cáncer no provoca síntomas, no arde ni pica ni duele, pero la ventaja es que puede verse. Si usted nota cambios en sus lunares y manchas o lunares nuevos, saque una cita en el Ebáis. Entre más temprano salga de dudas, es mejor y podrá tratar la enfermedad", comentó el dermatólogo Carlos Álvarez.

Los médicos indican que deben tenerse en cuenta el ABCDE de los lunares y manchas:

  • A: Asimetría, si tiene bordes impares, si el lunar cambia de forma.
  • B: Bordes, si son irregulares, o poco definidos.
  • C: Color, si este es disparejo o una parte es de un color y otra de otro
  • D: Diámetro, busque ayuda si el tamaño es mayor al del borrador de un lápiz
  • E: Evolución, si cambian de tamaño, forma o color.
Las personas muy blancas, de ojos claros, pelirrojas, rubias, que pasan mucho tiempo al sol, que tienen antecedentes familiares de melanoma o que se exponen a máquinas de bronceado, tienen más riesgo de esta enfermedad.