Por: Irene Rodríguez 16 mayo, 2016

El cólico es una de las molestias más difíciles con las que deben lidiar los bebés, y también sus papás, durante los primeros seis meses de vida del pequeño.

“Normalmente, los padres te dirán que es un llanto que no tiene razón, que no responde ni a hambre, ni a sueño, ni a que el niño esté sucio, y que es algo que les molesta.

”En realidad, es que los niños con cólicos tienen deficiencia en la microbiota (bacterias intestinales) y por esto tienen problemas”, aseguró Jordi Espadaler, quien creó AB-Colic, unas gotas con probióticos para tratar este mal.

Para llegar a este producto, los científicos sometieron a ensayo clínico a decenas de bebés.

A la mitad se le dio las gotas que combinan las bacterias Pediococcus pentosaceus y Bifidobacterium longum, y a la otra mitad se le dio un placebo. Los del placebo redujeron sus síntomas en 30%, y los que tomaron AB- colic, un 70%.

“Los probióticos no son solo bacterias. Tenemos 500 cepas en nuestro intestino. Buscamos las mejores para corregir este problema y dimos con dos. Creamos unas gotas y con solo cinco al día se trata el problema”, aseveró Espadaler.

Agregó que después de los seis meses de vida, el intestino del niño estará más desarrollado y no necesitará las gotas.

Etiquetado como: