Pueden medir y almacenar datos sobre alineación, presión y equilibrio

 21 febrero, 2015
Este mat tiene 21.000 sensores imperceptibles al tacto, distribuidos a lo largo de la colchoneta. | SMARTMAT PARA LA NACIÓN
Este mat tiene 21.000 sensores imperceptibles al tacto, distribuidos a lo largo de la colchoneta. | SMARTMAT PARA LA NACIÓN

San José. GDA y Redacción. Cuando los objetos se vuelven “inteligentes”, sus posibilidades de uso cotidiano, así como sus beneficios, se amplían dramáticamente.

Es el caso de los mats o colchonetas empleadas para la práctica del yoga.

La dotación de sensores y la comunicación entre estos objetos y dispositivos móviles, son lo último para mejorar la práctica de esta disciplina.

Ya se encuentra en el mercado la SmartMat , una colchoneta que llamó mucho la atención en enero, durante la feria de tecnología CES 2015. ¿La razón? Tiene ni más ni menos que 21.000 sensores imperceptibles al tacto, distribuidos a lo largo de la colchoneta.

¿Cómo funciona? Según explican sus creadores en el sitio web de la empresa (http://www.smartmat.com/), este mat tiene una rejilla con sensores de presión a lo largo de toda la colchoneta, fabricada en PVC ecológico. Esta, junto con la aplicación que ha desarrollado el equipo, detectan y avisan sobre las posturas de yoga –o asanas – que deben practicarse.

Gracias a sus sensores, la colchoneta es capaz de monitorear la alineación de la persona.

Mediante un sistema de dos pasos, calcula la alineación de las diferentes partes del cuerpo con proporciones de simetría durante las posturas.

También mide el equilibrio. Esto lo hace debido a que es capaz de medir si el practicante de yoga está repartiendo bien el peso por todas las partes involucradas en el ejercicio.

Con la ayuda de los sensores del mat, es posible no solo medir, sino también almacenar los datos de equilibrio, presión y alineación de la persona.

Dicha información se procesa en tiempo real, mediante algoritmos, para informarle a la persona si está realizando las posturas correctamente.

También en tiempo real es la retroalimentación con el usuario: en la tableta, que el usuario puede tener frente a él, se le explica de manera visual y sonora.

La SmartMat se comunica con la tableta mediante una aplicación en el dispositivo vía inalámbrica bluetooth .

Para calibrar las características del usuario, antes de iniciar la práctica, el gadget pedirá que se realicen movimientos de reconocimiento.

Con sonido o sin él. Esta singular colchoneta se puede usar en tres modos. En el primero, la persona que practique a solas podrá seguir las indicaciones mediante el sonido del programa.

En el segundo, podrá emplear un audífono bluetooth para no perturbar a sus compañeros de clase. Y en el tercer modo, hace posible seguir toda la clase grupal en silencio. El programa almacenará así todos los movimientos y, después, la persona puede acceder a la evaluación de su desempeño en la clase.

Tan novedosa colchoneta de yoga cuesta $297 (unos ¢160.000), precio al que hay que sumar cerca de $50 (¢27.000) adicionales por concepto del envío, en los casos en que el destino está fuera de Estados Unidos o Canadá.

En Costa Rica todavía no está a la venta en ningún comercio.

Etiquetado como: