Joven ha ido a citas desde el inicio de la gestación y ha seguido indicaciones

Por: Irene Rodríguez 31 octubre, 2015

“Es una muchacha supercumplida; fue atendida en el Ebáis de Gutiérrez Brown (distrito de Coto Brus) por primera vez el 28 de mayo. Consultó porque llevaba seis semanas sin menstruar. Es un control ideal, temprano, vino a todas sus citas mes a mes y tomaba responsablemente ácido fólico y hierro”.

Pablo Ortiz, jefe del Área de Salud de Coto Brus, describió así el control prenatal de Evelyn Badilla, madre de Ezequiel y Samuel, los siameses que están unidos por la cabeza.

Ella no es la primera en su familia con embarazos múltiples. La abuela materna de la joven tuvo un parto gemelar.

Sorpresa. A pesar de los controles, esta pareja se enteró de que tendría siameses por un ultrasonido privado realizado hace poco, a los seis meses de gestación.

Ortiz explicó que la norma de atención es que se haga un ultrasonido después del sexto mes, y solo si se nota algo anormal se prescribe antes.

“El embarazo marchaba completamente normal. Sin sangrados, con los movimientos normales de un feto, sin dolores, sin algo que lo hiciera a uno sospechar de algo extraño como para tener que indicar un ultrasonido antes de esa fecha”, explicó Ortiz.

La madre de los niños tiene seis meses y medio de gestación y ahora va a controles en el Calderón Guardia. | IMAGEN CON FINES ILUSTRATIVOS/ ARCHIVO
La madre de los niños tiene seis meses y medio de gestación y ahora va a controles en el Calderón Guardia. | IMAGEN CON FINES ILUSTRATIVOS/ ARCHIVO

La última vez que Badilla fue a cita en Coto Brus fue en setiembre pasado, pues luego se mudó a Cartago. Su esposo trabaja en Moravia y ella comenzó el control en el Calderón Guardia.

Mientras tanto, abuelos y tíos en Fila Pinar de Coto Brus, a 30 kilómetros de San Vito, esperan el nacimiento y que los niños puedan ir a visitarlos.

“Es un pueblo rural, principalmente de cultivo de café, pastos y ganado. La gente es muy amigable ahí”, comentó Ortiz.