María Fernanda Blanco, de 16 años, anhela viajar a ese país para impartir tutorías de inglés y matemáticas a niños

Por: Irene Rodríguez 16 marzo
María Fernanda Blanco, de 16 años, contó con el apoyo de su mamá para hacer las galletas.
María Fernanda Blanco, de 16 años, contó con el apoyo de su mamá para hacer las galletas.

Su sueño es viajar a Tanzania, África, y poner sus conocimientos en matemáticas e inglés al servicio de los niños de ese país. Con el fin de recaudar los fondos necesarios y lograr su cometido, María Fernanda Blanco Mora, de 16 años, dio un paso extra y se convirtió en emprendedora: creó una marca de galletas artesanales para perros.

De lograrlo, esta estudiante del Colegio Británico sería la única costarricense y latinoamericana en participar en un voluntariado, a desarrollarse en esa nación del 17 de junio al 19 de julio del 2017.

Según la joven empresaria, la marca de galletas Kipenzi Cookies busca que los perros tengan una buena nutrición y digestión. Estos bocadillos están elaborados con mantequilla de maní, avena y perejil. Son fuente de fibra, proteína y vitaminas. Además, refrescan el aliento de la mascota.

Su mamá, Marcela Mora, le ayudó en la elección de estos ingredientes. Entre ambas investigaron en Internet, con veterinarias y con aficionados. Probaron y probaron, hasta que consiguieron la receta, la cual preparan en casa.

El nombre de esta marca de galletas nació de la palabra "kipenzi", que significa "mascota" en swahili, lengua hablada en Tanzania y otras partes de África.

"Quería que el nombre se ligara con África y llegué a la palabra perfecta", relató Blanco.

Ella estará vendiendo su producto el sábado 18 y el domingo 19 de marzo en El Mercadito de Verano, que se realizará en City Place Santa Ana, 200 metros al Norte de la Cruz Roja de Santa Ana. Las ventas tendrán un horario de 10:30 a. m. a 6 p. m.

Cada caja con 14 galletas tiene un valor de ¢3.000.

Las galletas marca Kipenzi están elaboradas con mantequilla de maní, avena y perejil.
Las galletas marca Kipenzi están elaboradas con mantequilla de maní, avena y perejil.

Oportunidad de oro

El voluntariado que esta joven desea experimentar se conoce con el nombre de Global Leadership Adventures (Aventuras en Liderazgo Global). Este programa busca llevar durante el verano a estudiantes de secundaria a auténticas comunidades no turísticas.

En Tanzania, Blanco no solo impartirá tutorías a los niños, también visitará asilos y hospicios y colaborará con el desarrollo comunal.

"Me encanta ayudar, involucrarme y apoyar lo social. Quiero también dejarles a ellos algo de Costa Rica. Con tan solo poder hacer algo por la vida de un niño, habré sentido que todo este esfuerzo valió la pena", afirmó la menor.