21 julio, 2014

Dublín, Irlanda

Los menores de 18 años en Irlanda tienen prohibido desde este lunes el uso de centros de bronceado tras la entrada en vigor de una nueva ley encaminada a prevenir el cáncer de piel, según el ministro de Sanidad, Leo Varadkar.

De acuerdo con la llamada Ley de Salud Pública (Camas Solares), será delito la venta o alquiler en un centro de bronceado de camas solares a los menores de edad, así como permitir que usen una cama o cabina solar por cualquier motivo.

El ministro de sanidad irlandés ha asegurado que con esta medida se da un paso esencial para proteger la salud y el bienestar de los niños y para adoptar políticas preventivas en la lucha contra el cáncer de piel.

Ningún tipo de cáncer como éste está creciendo tan rápidamente en Irlanda, donde se diagnostican 850 nuevos casos cada año y causó el pasado 150 muertos.

Las cámaras de bronceado queman la piel a través de luz.
Las cámaras de bronceado queman la piel a través de luz.

Hay muchos tipos de cáncer de piel, pero más del 90% se agrupan en cáncer cutáneo no melanoma (basocelular y carcinoma epidermoide) y el melanoma, el más agresivo pero menos frecuente comparado con los anteriores, y además si se diagnostica en fases precoces la curación es superior al 95%.

El Departamento de Sanidad irlandés estima que el coste del tratamiento de estas enfermedades oscila entre los 6.000 y 10.000 euros al año, mientras que para algunos pacientes tratados con nuevas terapias la cifra se dispara hasta los 100.000.

Varadkar ya ha anunciado también que prevé en el futuro extender las restricciones impuestas en la ley para prohibir, por ejemplo, el uso de cabinas solares sin supervisión y combatir prácticas publicitarias.

El político conservador recordó que gran parte de la población de Irlanda tiene la piel clara o blanca, lo que presenta, dijo, un mayor riesgo de sufrir cáncer de piel si se expone al sol sin protección.

Estar blanco es bello, no hace falta estar moreno, señaló Varadkar, licenciado en medicina, aunque no ejerce, e hijo de un médico indio y una enfermera irlandesa.