Ya fue precalificada porque tiene mayor eficacia y requiere menores dosis de inoculación que la actual.

Por: Irene Rodríguez 3 enero
Esta es la nueva vacuna contra la fiebre tifoidea.
Esta es la nueva vacuna contra la fiebre tifoidea.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precalificó este miércoles una vacuna innovadora contra la fiebre tifoidea, enfermedad que causa diarrea, vómito, erupciones en la piel y deshidratación y puede llevar a la muerte.

Se trata de Typbar-TCV, del laboratorio Bharat Biotehc.

¿Qué significa una precalificación? Quiere decir que la OMS la considera segura, eficaz y de calidad. Esto constituye un paso para que sea elegible para programas de vacunación a través de entidades como la Unicef y a Alianza por Vacunas, y países muy pobres puedan obtenerlas.

Para lograr la precalificación, la OMS destina recursos a ver la evidencia científica, revisar algunos lotes del producto y visitar la fábrica donde se elabora.

¿Qué características tiene este nuevo tratamiento? Es la primer vacuna conjugada contra la fiebre tifoidea. Las vacunas conjugadas tienen mayor tiempo de eficacia para dar inmunidad, requieren menos dosis y se les pueden dar a los niños pequeños, por lo que pueden incluirse en los esquemas básicos de vacunación.

Typbar-TCV potencia la acción de las células T del sistema inmunitario para que luchen contra la bacteria.

En este caso, la inoculación produjo inmunidad al 98% de los participantes del estudio clínico con una sola dosis inyectada y se recomienda aplicar en niños menores de dos años.

Enfermedad bacteriana

La fiebre tifoidea es una enfermedad causada principalmente por la bacteria Salmonella tiphy. Esta bacteria se transmite a través de alimentos o agua contaminada.

Si alguien come o bebe algo contaminado, las bacterias ingresan al cuerpo, viajan al intestino y luego hacia el torrente sanguíneo. En la sangre, infectan los nódulos linfáticos, la vesícula, el hígado, el bazo y otras partes del cuerpo.

Los síntomas usualmente incluyen fiebre alta, diarrea, vómito, deshidratación, brotes en la piel. Sin embargo, la enfermedad puede complicarse y causar hemorragia intestinal, insuficiencia renal y perforación de los intestinos.

Estimaciones de la OMS indican que, por año, se ven entre 11 y 20 millones de casos y se dan entre 128.000 y 161.000 muertes. Los países de Asia y África son los más afectados.

En Costa Rica, la vacuna contra la fiebre tifoidea está en el esquema básico de inoculación. Además, es una enfermedad de declaración obligatoria ante el Ministerio de Salud, si se detectan síntomas en alguna persona, debe reportarse para evitar su diseminación.

Los últimos casos registrados en nuestro país se dieron en el 2014, cuando las autoridades de salud contabilizaron tres pacientes.