Van a los servicios cuando niños y dejan de visitarlos, regresan después de los 50 años

Por: Irene Rodríguez 18 noviembre, 2014

"Cuando los hombres son niños, van a los servicios de salud porque la mamá los lleva, pero en la adolescencia no aparecen y luego uno los ve llegar después de los 50 años, cuando ya tienen más de una enfermedad".

Con estas palabras, Lorna Gámez, coordinadora del programa de género de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se mostró preocupada por la salud de los hombres costarricenses.

Datos de la CCSS revelados este martes señalan que el 51,3% muertes por males cardiovasculares, 55% de fallecimientos por cáncer y 80% de decesos por traumatismos son de hombres.

Esto puede deberse a lo poco que buscan los hombres la atención. Solo por poner un ejemplo, en 2013, a los servicios de consulta externa acudieron 483.324 mujeres, contra 228.125 hombres.

Esto tiene como resultado males de mayor complejidad en los hombres que en las mujeres, por ejemplo, el año pasado hubo 10.853 hospitalizaciones de hombres por enfermedades del sistema respiratorio, 14.614 por traumatismos o envenamientos, 8.160 por males del ojo, 10.772 por males del sistema circulatorio y 17.977 por enfermedades del sistema digestivo.

Los parajes hermosos de Guanacaste acompañaron a los atletas en la Maratón de Tamarindo.
Los parajes hermosos de Guanacaste acompañaron a los atletas en la Maratón de Tamarindo.

"Se habla mucho del cáncer de próstata, pero el hombre va más allá de una próstata, y debe cuidarse del colesterol alto, la obesidad y otras enfermedades también. La ventaja es que con una revisión de cáncer de próstata también se aprovecha para hacer otras revisiones y recetar otro tipo de exámenes", comentó Gonzalo Azúa, de la coordinación del cáncer de la CCSS, quien aseguró que el machismo, el miedo y la falta de tiempo, entre otras, alejan a los hombres del sistema de salud.

Estrategia. Los médicos de la CCSS reconocen que los servicios no son del todo amigables con los hombres, por lo que ya trazan un sistema de mejor atención en donde quienes trabajen en centros médicos estén más capacitados para educar a los hombres en salud, especialmente en la parte más preventiva.

"Los hombres y mujeres vivimos y enfermamos de forma diferente y usamos los sistemas de forma diferente. Por eso debemos apelar a que el hombre se cuide más, que coma mejor, que haga ejercicio y que visite al médico, para evitar mayores problemas", comentó la doctora Xenia Sancho, de la coordinación del cáncer de la CCSS.

El proyecto consta de dos partes, el primero es una campaña de educación para que los hombres aprendan a cuidar su salud. El segundo es un proyecto piloto en un área de salud urbana y una rural: San Isidro de Heredia y Bagaces de Guanacaste, con ello se darán las pautas para un próximo programa más masivo.

"Vamos poco a poco, esta es una deuda que teníamos con los hombres desde hace rato, pero queremos hacer las cosas bien, y por eso hay que ir poco a poco", concluyó María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la CCSS.