Uno de cada cinco ticos padece este mal (21%), contra el 16,3% de ellas

Por: Irene Rodríguez 15 octubre
Lo ideal es medir la presión arterial al menos una vez a mes.
Lo ideal es medir la presión arterial al menos una vez a mes.

Si durante dos semanas usted se toma la presión arterial y la encuentra por encima de 140/90, es bueno que consulte con un médico, ya que es posible que tenga hipertensión, una condición que si no se cuida y controla, desencadenará en enfermedades mayores que podrían llevarle a la muerte.

Un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Imperial College de Londres publicado en la revista médica The Lancet señala que esta enfermedad continúa siendo un enemigo de los costarricenses, especialmente para la población masculina.

El reporte exploró las estadísticas de esta enfermedad entre 1975 y 2016. Aunque el indicador de este padecimiento ha ido bajando con el tiempo, en ambos sexos, aún preocupa que uno de cada cinco hombres padecen el mal.

Entre 1975 y 2016, la hipertensión en ellos pasó de 25,9% a 21%, mientras que en las mujeres bajó de 23,9% a 16,3% (una disminución mayor).

Estos datos son parte de una investigación más amplia llamada NCD Risc, (Colaboración de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles, por sus siglas en inglés), que también ha explorado otros temas, como la obesidad y sobrepeso, la diabetes y la estatura.

Nuestro país no está entre las naciones con mayores índices de esta enfermedad. De hecho, ocupa el puesto 182 (de 200) para los hombres y el 167 para las mujeres. No obstante, lo ideal –según la OMS– es mantener estos índices por debajo del 10%.

La nación con mayor nivel de hipertensión para los hombres es Croacia, con un 38,4%, y para las mujeres, es Niger, con un 35,8%.

Por su parte, el país con menos prevalencia de este mal crónico tanto para hombres como para mujeres es Corea del Sur, con un 13,8% para los hombres y un 8,2% para las mujeres.

¿Qué pasa si no se controla la enfermedad?
¿Qué pasa si no se controla la enfermedad?

"Qué bien que (en Costa Rica) estemos bajando los datos de hipertensión, pero no es suficiente. Debemos fijarnos en nuestra alimentación, no comer tantas grasas ni frituras, y buscar más frutas y verduras. También preocuparnos por hacer ejercicio. Esto bajará el riesgo de que nuestra presión arterial se dispare. Lo malo es que esta enfermedad en un inicio no da síntomas pero después es muy grave, por eso decimos que es el asesino silencioso", señaló la médico general Laura Granados.

¿Por qué los hombres ticos sufren más? De acuerdo con Granados, aunque sí hay factores de tipo genético, también entran en juego factores culturales, pues generalmente ellos le prestan menor atención a su salud que las mujeres.

¿Cómo comienza la hipertensión?

Cuando una arteria es normal, tiene flexibilidad que le permite a la sangre fluir sin contratiempos. Conforme una persona acumula años de malos hábitos, en las arterias se forman placas que se adhieren a las paredes internas. Estas placas están compuestas de colesterol, grasa, calcio y una sustancia llamada fibrina.

Estas placas vuelven a la arteria más rígida y menos flexible, lo que dificulta el paso de la sangre hacia el resto del cuerpo.

Los malos hábitos que llevan a las arterias a sufrir son varios: el sedentarismo, el consumo excesivo de grasas, sal, frituras y carbohidratos, la poca ingesta de frutas, el mal dormir o el fumado. Si alguien mantiene uno o varios de estos hábitos durante varios años, las arterias llevarán la peor parte.

Cuna de males mayores

Uno de los mayores problemas con la hipertensión es que si no se controla esta afecta a los órganos mayores del cuerpo.

El corazón es de los que más sufre con una presión arterial fuera de control. La obstrucción de las paredes de las arterias hace que sea más difícil para la sangre llegar al corazón y que este pueda bombearla.

Las paredes de este órgano se engrosan para transportar mejor la sangre, pero esto también disminuye el espacio del órgano.

El cerebro también se daña gravemente si la presión arterial no tiene un control adecuado. Las arterias y vasos capilares en esta zona son más delgados y pueden presentar mayores problemas, como un accidente cerebrovascular o derrame cerebral.

El pulmón también enfrenta secuelas serias. Los alvéolos (vasos capilares más pequeños) irrigan sustancias constantemente y si hay mayor presión, esto dificulta el respirar.

¿Qué hacer?

La OMS da cuatro consejos vitales para evitar "subidones" de presión arterial: realizar al menos 150 minutos de actividad física a la semana, no abusar de las bebidas alcohólicas, no fumar y tener una dieta alta en frutas y verduras y baja en grasas.

Si una persona ya tiene hipertensión, es importante que mantenga su tratamiento médico al pie de la letra para evitar complicaciones mayores, y que en caso de tener dudas, le consulte al especialista.